Agricultura ecológica

Agricultura ecológica

La producción y agricultura ecológica nace principalmente de la inquietud de los consumidores y productores por la salud y el medio ambiente.

Adopta diferentes nombres en distintos lugares del mundo; como ecológica, orgánica o biológica. La finalidad que se persigue es la sostenibilidad ambiental.

Agricultura ecológica

Para poder producir en sistemas ecológicos se hace necesario recurrir la fertilidad natural del suelo para garantizar la nutrición de los cultivos y a la biodiversidad para favorecer la protección vegetal.

Mantener elevados niveles de biodiversidad y no aplicar productos químicos de síntesis, todo ello para poner a nuestro alcance alimentos saludables y de calidad. Esto por un lado responde a la demanda de productos ecológicos por parte de los consumidores y, por otro, contribuye a la protección de nuestros recursos naturales y al desarrollo rural sostenible.

La agricultura ecológica no utiliza técnicas desconocidas para la agronomía clásica, tampoco pretende una vuelta al pasado, a una situación preindustrial. Intenta conciliar la ciencia y las técnicas actuales con los conocimientos y prácticas tradicionales para conseguir una alimentación sana en sistemas agrarios sustentables.

PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE AGRICULTURA ECOLÓGICA Y CONVENCIONAL

Evolución de la superficie cultivada en ecológico

En la última década la superficie dedicada a la producción ecológica ha crecido a un ritmo de 500.000 hectáreas más cada año. El 5,4% de la superficie agraria de la UE es de agricultura ecológica, superando los 10 millones de hectáreas.

En conclusión el 24% de las titulares de explotaciones ecológicas son mujeres. El 61% de los titulares de estas explotaciones tienen menos de 55 años frente al 44% de las convencionales.

En el año 2012 había en el mundo 37,5 millones de hectáreas dedicadas a la producción ecológica, de las que el 30% corresponden a la Unión Europea. La UE reúne más de 250.000 explotaciones ecológicas.

Cambio a producción y agricultura ecológica

En una primera fase, durante el periodo de conversión , un aspecto clave a tener siempre presente en agricultura ecológica, es lo que se conoce como “sustitución de insumos”. Consiste en aplicar un manejo similar al método convencional, únicamente cambiando los “productos químicos” por otros que son autorizados en producción ecológica.

Para ello en IberoPistacho hemos elaborado planes de abonado para ecológico que están publicados en la Zona de Usuarios privada, previo registro de usuario.

Para la fertilización del suelo y la gestión de “plagas, enfermedades y malas hierbas”, hay que utilizar productos permitidos por la normativa de cada Comunidad Autónoma.

Nuestra legislación recoge numerosos productos fertilizantes, para mejorar el suelo o combatir plagas sin necesidad de químicos.

Este movimiento provocó la creación de una norma europea que regulase el sector, entendiéndose a partir de este momento la “Producción ecológica” como un proceso de certificación de la calidad.

Hay muchas formas en las que se comercializa el pistacho, a continuación, mostramos unas cuantas, también en sus enlaces puedes ver mucha más información al respecto.

  • Naturales
  • Deshidratados
  • Tostados
  • Ecológicos.

En conclusión, se recoge a través del Reglamento (UE) 2018/848 del 30 de mayo de 2018 sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos, actualmente vigente en toda Europa. Se deroga el Reglamento (CE) Número 834/2007 anteriormente vigente.

Agricultura ecológica ventajas

  • La producción ecológica está plenamente en consonancia con la filosofía de la Política Agraria Comunitaria.
  • El sector sigue inmerso en un proceso de gran crecimiento.
  • Alto nivel de concienciación de los agentes involucrados.
  • Capacidad de innovación de los productores.
  • Existencia de actividades de formación e investigación de calidad.
  • Implicación del sector en las actividades públicas de investigación y formación.
  • Existencia de medios para la difusión del conocimiento.
  • Posibilidad de obtener producciones de calidad, altamente apreciadas en el mercado.
  • Existencia de grupos de consumo consolidados.
  • Conocimientos tradicionales utilizables en producción ecológica.
  • Demanda social de una mayor seguridad y sostenibilidad alimentaria.
  • Aumento de la demanda de productos ecológicos sobre todo en el ámbito europeo.

Conclusiones

El consumo de productos ecológicos va a más gracias a una sociedad cada vez mas mentalizada que el comer bien no es comer cualquier cosa, que lo que pongamos en nuestra boca nos hará tener una calidad de vida u otra y sobre todo mantener lejos a las enfermedades gracias a un sistema inmune fuerte, creado este por una alimentación saludable e inteligente.
El pistacho español tiene a la ecología como principal vía de competitividad a nivel mundial, por el hecho de estar en la UE, siendo el lugar más estricto en normativas.
Hablar a nivel mundial de pistacho ecológico del territorio de la UE, es hablar de calidad y solvencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ir arriba