7 Razones por las que Invertir en Pistacho

Invertir en Pistacho: 7 razones por las que deberías invertir el Cultivo del Futuro

Invertir en pistacho lo estamos escuchando cada vez más, en radio, televisión, en la calle, etc. pero pocas de las inversiones que nos recomiendan en otros sectores son tan rentables y sobre todo tan seguras. La inversión en tierra siempre hemos escuchado que es un valor seguro, pero lo más importante es lo que hacemos con la tierra una vez la hayamos adquirido o nos llegue por herencia.

Nosotros desde IberoPistacho ofrecemos la posibilidad de que un propietario de tierra (agricultor y/o inversor) pueda obtener muy buenas rentabilidades, lo hacemos a través de un buen asesoramiento, llevando este, a que el tiempo y el dinero del inversor/agricultor sean rentabilizados al máximo.

GUIA COMPLETA DE RIEGO - ¡¡GRATIS!!
Dejanos tu email y recibe una GUIA COMPLETA DE RIEGO para los 3 primeros años de un pistachero
Acepto que mi información personal sera transferida a MailChimp ( más información )
Respetamos tu privacidad
En IberoPistacho buscamos que el tiempo y el dinero del inversor/agricultor sean rentabilizados al máximo Clic para tuitear

Desde el punto de vista de un inversor financiero, invertir en pistacho, es una opción rentable, atractiva, segura y diversificada, pensando en inversores que buscan alternativas rentables a medio y largo plazo, (todo ello al margen del plazo de madurez de la plantación, que suele ser de 5 años) y si se compara la inversión en plantaciones de pistachos, con la inversión en bolsa o en otros activos más volátiles.

1) Rentabilidad

Los beneficios brutos por hectárea pueden suponer unos 7.300 euros por hectárea en secano y en 11.000 euros en regadío. Obvio que puede variar en base a los metros cúbicos de agua que le podamos aportar.

Un agricultor/inversor bien asesorado recupera la inversión total realizada en su plantación de pistachos, tanto en secano como en regadío, en un plazo de 8 a 9 años. A partir de aquí los beneficios son crecientes y muy jugosos, sin comparación alguna con cualquier otro tipo de inversión en la agricultura y sobre todo con una proyección a futuro muy buena.

No obstante, la ventaja que tendría esta inversión con respecto a otras, sería que desde el primer momento su inversión iría creciendo en valor año a año, pues los desembolsos realizados anualmente se incorporan al valor de la tierra, esto se pueda denominar con el efecto de la plusvalía. Difícilmente las vicisitudes de los mercados podrían hacer perder valor con el paso del tiempo.