Transplante Del Pistacho: 10 Pasos Para Tener Éxito Garantizado

Transplante Del Pistacho: 10 Pasos Para Tener Éxito Garantizado

Muchas personas se piensan que el Transplante Pistacho, no es importante, pero es la operación más importante para alcanzar el éxito de una plantación. Ver más »

El cultivo pistacho: una oportunidad para zonas rurales desfavorecidas

El cultivo pistacho: una oportunidad para zonas rurales desfavorecidas

Hoy os hablaremos sobre el cultivo pistacho. En las últimas décadas se están produciendo un abandono de las zonas rurales. Este es un problema global, pero que cobra especial importancia en nuestro Ver más »

La Poda del Pistachero en los Primeros Años

La Poda del Pistachero en los Primeros Años

Hoy os vamos a hablar de la poda del pistachero , dentro de la serie de otros artículos ya publicados. El Pistachero es una planta que mantiene las hojas más tiempo que Ver más »

Verticillium, el gran enemigo del pistachero

Verticillium, el gran enemigo del pistachero

Si existe un hongo al que ha de temer el Pistachero, este es el Verticillium. Los ataques se suelen denominar como Verticilosis, causando la decoloración y el enrollado de las hojas, como primeros Ver más »

La raíz del pistachero: raíz pivotante vs raíz fascicular

La raíz del pistachero: raíz pivotante vs raíz fascicular

La raíz pivotante del Pistachero es la parte no visible (y de cualquier planta), pero ello no hace que no sea importante, sino todo lo contrario. La raíz del pistachero sujeta a la Ver más »

 

Tag Archives: Terebinthus

El cultivo pistacho: una oportunidad para zonas rurales desfavorecidas

Vista Panorámica de Planta Vivero

Hoy vamos a hablaros del cultivo pistacho. En las últimas décadas se están produciendo un abandono de las zonas rurales. Este es un problema global, pero que cobra especial importancia en nuestro país, donde ya han desaparecido más de 3.000 pueblos y hay otros 1.200 en peligro de desaparición.

El abandono de las zonas rurales, además, incentiva un círculo vicioso, de ahí la importancia del cultivo pistacho. Puesto que, al ir abandonando la población estas zonas, se provoca también un desincentivo a que existan servicios, comercio e infraestructuras en ellas.

Son dos las consecuencias más directas que tiene este éxodo rural, que han sido incorporadas, además por la ONU en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La primera de ellas es que se ejerce una presión sobre la tierra y los recursos de las zonas urbanas, que sufren de congestión y falta de infraestructuras adecuadas, lo que provoca, a su vez, una mayor contaminación y un riesgo de que una parte de la población no tenga acceso a servicios básicos como energía o vivienda. Con el cultivo del pistacho se pretende mitigar estas consecuencias.

Futura Planta Procesado IberoPistacho

Futura Planta Procesado IberoPistacho

Por otra parte, la falta de inversión y recursos, que provoca a su vez el despoblamiento de las zonas rurales, aumenta las desigualdades económicas, sociales y ambientales entre la población rural y la población urbana. Lo que se traduce en la falta de acceso a servicios sanitarios, educativos y a otros bienes productivos.

Castilla-La Mancha es una de las zonas de Europa más afectada por este fenómeno, en España, la densidad de población, es decir, los habitantes por kilómetro cuadrado, es de 92,11. Mientras que, en nuestra región, la provincia de Toledo tiene el máximo con 44,69 (hab/km2), Albacete y Ciudad Real rondan los 26 (hab/km2), pero las provincias de Guadalajara y cuenca apenas superan los 11 y 21 (hab/km2), respectivamente. Las estimaciones son que estos territorios sigan perdiendo población a pasos agigantados.

Portainjertos en Crecimiento en Vivero

Portainjertos en Crecimiento en Vivero

Frente a esto, y gracias al empeño e investigación en el cultivo pistacho de las últimas décadas, se está generando una esperanza para mantener arraigada la población a las zonas rurales y a la agricultura, ofreciendo empleo de calidad y estable en el tiempo, gracias al cultivo del pistacho.

Evitar dependencia de ayudas

El cultivo de árboles de pistacho es uno de los más rentables y promete estabilidad a medio y largo plazo al no depender de las ayudas de la Política Agraria Común. En España, existen aproximadamente 12.000 hectáreas de este cultivo, aunque año a año crecen de manera exponencial. Pero, se calcula que únicamente para satisfacer el consumo interno del país, que no deja de crecer, se necesitarían 50.000 hectáreas de tierra dedicadas a este cultivo, por lo que, se pronostica excelente futuro para este fruto.

cultivo pistacho, a vista de pájaro

Plantación Pistacho a vista de pájaro

En Castilla-La Mancha en particular, y en el territorio español en general, este cultivo está revolucionando nuestros campos. Zonas como Quero, Campo de Criptana, Alcázar de San Juan, Manzanares, etc. están viendo cómo los productores agrarios hacen una apuesta por este tipo de cultivo pistacho.

La apuesta de los productores de pistacho

Los productores de pistacho, apuestan por la introducción en sus campos de árboles vigorosos que se adapten perfectamente al clima y al suelo, buscando un fruto de calidad. Además, muchos de ellos buscan un cultivo sostenible y justo, también con el medio ambiente, iniciando producciones de pistachos ecológicos, obteniendo así un pistacho natural, sin químicos.

Los agricultores buscan financiación para comenzar esta aventura de repoblación forestal y son muchas ya las entidades que ofrecen determinados productos más ventajosos para el cultivo del pistacho, pues es cierto que hay que mantener un colchón para hacer frente a los gastos hasta que el árbol de pistacho empieza a producir, generando ingresos.

Consumidores felices

Una vez que los árboles comienzan a dar producción, a partir del fruto seco, existen multitud de opciones de tratamiento y consumo de éste y, con el tiempo, vendrán más. El pistacho ya no se queda únicamente en las bolsas de aperitivos de pistachos tostados o deshidratados o en los famosos helados de pistacho, si no que encontramos aceite de pistacho, cosmética, repostería y una gran oportunidad de maridarlos con diversos quesos y frutas.

IberoPistacho busca la expansión de un comercio justo, tanto de la planta como del fruto de pistacho, acompañando al productor mediante un asesoramiento personalizado e integral en cada explotación, buscando ofrecer no únicamente una planta y un fruto de calidad, si no una oportunidad a la vida rural.

La raíz del pistachero: raíz pivotante vs raíz fascicular

Tipos de raíces - raiz pivotante vs raiz fascicular

LA RAÍZ DEL PISTACHERO

Raíz Pivotante & Raíz Fasciculada

La raíz pivotante del Pistachero es la parte no visible (y de cualquier planta), pero ello no hace que no sea importante, sino todo lo contrario. La raíz del pistachero sujeta a la planta, la ancla al suelo y se encarga de bombear los nutrientes, minerales y agua, transportando lo que llamamos savia bruta, que posteriormente se convertirá a través de la fotosíntesis en savia elaborada.

raiz-pivotante - La raíz del pistachero

Raíz Pistachero convencional

El Pistachero (género Pistacia) tiene un sistema de raíz pivotante, siendo su naturaleza en el cultivo de campo (salvaje y/o con explotación humana), aunque en vivero suele estar la raíz fasciculada, porque así se puede conseguir una mejora en la nutrición de la planta y una adaptación del espacio, que a veces es reducido. El estado de raíz fasciculada que se consigue en vivero, se basa en tener muchas raíces (raicillas o raíces capilares) que arropan a las raíces pivotantes, creando ambas una buena sinergia que beneficia a la planta.

La raíz del Pistachero es importante en su formación, para asegurar un buen vigor Clic para tuitear

Funciones de la raíz

  • Anclaje: Las raíces anclan a la planta en el terreno, eliminando la posibilidad de vuelco o caída. Un buen sistema radicular crea un equilibrio entre la parte foliar y la parte radicular, existiendo siempre una compensación y preparando a la planta para el efecto del viento, las labores de labrado, recolección mecánica, escorrentías por lluvias, erosión, etc.
  • Absorción: Los “pelillos” absorbentes que se encuentran en la raíz, son los que se hacen que se capte el agua y los nutrientes del terreno. La mayor presencia de estos pelos, hace aumentar considerablemente una mayor obtención de nutrientes.
Las raíces anclan a la planta en el terreno, eliminando la posibilidad de vuelco o caída Clic para tuitear

También sirve para acumular reservas, para crear asociaciones simbióticas con microorganismos (hongos, bacterias, etc.), existiendo sinergias donde el denominador común es el buen aprovechamiento del agua y nutrientes.

La raíz del pistachero o el sistema radicular del Pistachero, es muy potente, teniendo parecidos aspectos al sistema radicular del pino e higuera entre otros.

Diferencias básicas

  • Raíz pivotante: Crece mucho más en profundidad (vertical) que en lateral (horizontal), se dan varias raíces laterales, pero de menor diámetro y longitud, siendo menor la masa radicular. Es normal que se agudice el efecto aún más, en zonas secas con suelos áridos donde el agua es escasa y se encuentra en capas profundas.
  • Raíz fasciculada: La raíz está compuesta por muchas raíces de parecido tamaño, es como si fuera “la cola de un caballo”, existen pocas raíces horizontales y se caracterizan por ser raíces de poca profundidad.
Tipos de raíces - raiz pivotante vs raiz fascicular

Tipos de raíces – raiz pivotante vs raiz fascicular

Cuando vamos al campo y nos fijamos en los Pistacheros, sobre todo en Pistacheros adultos, debemos de pensar en sistemas radiculares profundos, siendo normalmente la profundidad superior a la altura foliar. Existen casos de raíces de más de 10 metros de profundidad y seguramente que más, dependiendo del tipo de suelo y la cantidad de agua disponible, por otro lado el sistema radicular nunca supera el radio de la masa foliar del Pistachero.

El potencial osmótico del sistema radicular pivotante del Pistachero, es más fuerte que el del almendro, olivo, viña y otros árboles.

El sistema radicular pivotante del Pistachero, es más fuerte que el del almendro, olivo, viña y otros árboles. Clic para tuitear

Cuando conviven por ejemplo Pistacheros y Olivos en la misma finca, y se da una sequía prolongada, el Pistachero tarda mucho más en presentar síntomas de estrés hídrico, esto es porque el Pistachero sigue absorbiendo agua, cuando el Olivo ya no lo hace. Aquí está la prueba que el Pistachero con su raíz pivotante, es el cultivo que mejor está preparado para los secanos áridos que tenemos en España y en otras partes de Europa, considerándose el cultivo en secano más rentable con diferencia.

¿Por qué la planta viene con maceta cuadrada? – Preguntas Frecuentes – IberoPistacho

Mire este video en Youtube.

El Pistachero con su raíz pivotante es una especie genéticamente preparada para climas semidesérticos.

Luego tenemos el aspecto de la resistencia a la salinidad, teniendo una tolerancia muy superior que el Olivo, Almendro, Nogal, Viña, etc.

Por otro lado se debe de comentar que el sistema radicular el Pistachero (raíz pivotante) requiere más oxígeno que las especies antes mencionadas, lo cual los suelos con altos niveles de arcilla no le benefician.

El sistema de riego ideal siempre será el riego por goteo, por mantener siempre el terreno en una situación de esponjosidad ideal, pudiendo así darse transpiración en el suelo.

Entre los 10 y 15 años el Pistachero alcanzará su madurez, entrando la línea de la vecería, pudiendo minimizar ésta a través de la poda, riego y abonado. Debiendo de recordarnos que gracias a la vecería, el Pistachero se puede prolongar el tiempo, siendo una especie altamente longeva en comparación con otras de parecidas características.

Riego con cuba – Plantación pistachos – IberoPistacho

Mire este video en Youtube.
El Pistachero con su raíz pivotante es una especie genéticamente preparada para climas semidesérticos. Clic para tuitear

El Pistachero, una planta dioica. Orígenes, Características y Requerimientos

Partes del Pistachero

El Pistachero, una planta dioica

ORIGEN

El pistachero, una planta dioica. Los primeros fósiles del género Pistacia se encontraron en la isla de Madeira y datan de la era terciaria. Explicamos porque es dioica.

Las diferentes especies de este género se difundieron por áreas muy diversas; en el caso del pistachero su origen se localiza entre Asia occidental y Asia menor, siendo la Pistacia Vera la más común.

El cultivo del pistacho es antiquísimo, pues era conocido por los egipcios, griegos y romanos; se introdujo en Italia desde Siria en el siglo I y posteriormente su cultivo se extendió al resto de los países de la cuenca mediterránea.

El cultivo del pistachero se introdujo en España en la época romana, dando mucha importancia a este fruto seco de cáscara dura.

Fue desarrollado por los árabes y desapareció en la Edad Media con los moriscos, tal vez por la eliminación de árboles machos improductivos y sus consecuencias. La reintroducción comercial del cultivo se produjo en 1980 a través de comerciantes y agricultores Ilerdenses.

En Estados Unidos fue introducido a mediados del s. XIX por Charles Mason, quien los distribuye para su cultivo experimental en California, Texas y algunos estados del sur. A partir de 1929, por iniciativa estatal, se reúne material vegetal y documentación, constituyéndose el centro experimental de Chico en el estado de California.

A partir de ese momento la investigación evoluciona y es a partir de los años 70 cuando comienza la producción a nivel comercial en Estados Unidos, estableciendo un volumen alto y en crecimiento a partir de los años 80.

  1. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA.

Los principales países productores de pistachos por orden de importancia son la República Islámica de Irán, Estados Unidos (California), Siria, Turquía, China, Grecia e Italia, estando España en crecimiento para introducirse en esta lista, siendo con plantas injertadas de pistacho con marca España.

Su producción ha aumentado de forma sostenida en los últimos años y se prevé el aumento del consumo por los aportes beneficiosos que tiene al cuerpo Humano y también debido a una mayor aceptación por parte de los consumidores de Estados Unidos, de la Unión Europea y de los países latinoamericanos, con la expansión del cultivar Kerman de alta calidad.

Alemania es el mayor importador mundial; le siguen España y Francia y los países de Oriente Medio. Estados Unidos se autoabastece con la producción californiana.

En cuanto a España, la reciente implantación y su lenta expansión son determinantes de la escasa importancia económica que aún reviste.

Sin embargo, puede considerarse como cultivo potencial para determinadas áreas áridas y semiáridas, donde las alternativas de cultivos de secano son escasas, y en regadío está experimentando un crecimiento exponencial por la rentabilidad que crea en comparación con otros cultivos ya muy asentados por cientos de años.

El pistachero es uno de los frutales menos explotados, entre las posibles causas podemos citar:

  • El largo período que se requiere para la entrada en producción (empieza a dar sus primeros frutos en el quinto año de su plantación y no llega a la plena producción hasta el décimo año, siendo el rendimiento medio por árbol de 10 a 12 kilogramos).
  • Elevado coste del material vegetal por las dificultades de propagación de la especie.
  • Falta de conocimientos y experiencias sobre las variedades cultivadas.
  • Dificultad de arraigo de los árboles en las nuevas plantaciones y vecería de los adultos.
  • Empleo de tecnología de producción de alto nivel.

En cualquier caso, se ha demostrado la viabilidad y rentabilidad del pistachero como cultivo alternativo para muchas explotaciones agrícolas, debido por un lado a su adaptación a diferentes áreas ecológicas y por otro al aumento de la expansión comercial de su fruto y de la planta injertada, asentándose cada vez más entre los productores.

PaísesProducción de pistachos

(toneladas)

República islámica de Irán120.000
Estados Unidos90.720
Siria, República Arabe37.436
Turquía35.000
China26.000
Grecia6.200
Italia 1.500
Túnez1.300
Pakistán200
Madagascar160
España150
México60
Marruecos30
Chipre20


El pistacho (
Pistacia vera L.) es un árbol caducifolio dioico perteneciente a la familia Anacardiaceae, de ramificación abundante y copa amplia.

Su desarrollo es lento, pero la planta es muy longeva: de 150 a 300 años según diferentes autores. En realidad, los injertos de los hijuelos del terebinto en la base del tronco permiten la continua renovación de la planta.

La corteza de los ramos del año es de color amarillo-rojizo, gris-ceniza en las partes más jóvenes y gris oscuro en las menos jóvenes.

Porte: de 5-7 m de altura, de hábito abierto, que tiende a inclinarse, por tanto inicialmente puede requerir el empleo de tutores.

El tronco suele ser corto y la corteza rugosa de color gris, abundante ramificación y copa densa.

Sistema radicular: Es penetrante y superficial. Penetra a gran profundidad buscando agua y sales nutritivas, por esta razón pueden tener éxito en suelos y climas donde otras especies no prosperan. Cuando las raíces superficiales son numerosas, el árbol es más vigoroso, desarrolla bien su copa, dando una mayor fructificación y con regularidad, dependiendo fundamentalmente de la disponibilidad de agua y nutrientes.

Hojas: pinnadas, con 3 ó 5 foliolos, lanceoladas u ovaladas, subcoriáceas, de color verde oscuro en el haz y más pálidas en el envés. El follaje se torna rojo-anaranjado en otoño y resulta de gran interés ornamental.

Flores: Por ser una planta dioica, las flores masculinas y femeninas se encuentran en pies distintos. Éstas son pequeñas, apétalas, de color verde-pardusco y aparecen en racimos o panículas axilares.

Las flores nacen sobre cortas ramas laterales ramificadas, antes de que broten las hojas; se desarrollan el año anterior, a partir de yemas situadas en la axila de las hojas (yemas de flor) de los tallos que están creciendo.

Fruto: drupa monosperma rica en aceite (contenido medio próximo al 55 %) de 0.2-2,5 cm de longitud, ovalado, seco, con cáscara dura y lisa. La semilla es la parte comestible, compuesta por dos cotiledones voluminosos de coloración verde o verde amarillenta con tegumento rojizo. Su peso es aproximadamente de 1.40 gramos.

Polinización: es anemófila. En la plantación deben colocarse pies masculinos y femeninos en relación uno a ocho o diez, respectivamente, aunque no existe ninguna regla fija, o bien árboles masculinos injertados sobre pies femeninos para que la polinización sea idónea.

  1. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS.

4.1. Clima.

El pistachero es una especie adaptada a climas templados y secos y pueden considerarse los 45º de latitud norte como el límite septentrional de su cultivo en Europa y Asia.

En Estados Unidos puede llegar a soportar temperaturas de 38ºC y en Irán hasta de 45ºC, pero su resistencia a las altas temperaturas disminuye cuando la sequedad atmosférica es muy prolongada y es entonces cuando aparecen quemaduras en hojas y tallos jóvenes, llegando a paralizar el desarrollo de los frutos.

Se adapta bien a zonas con un largo y seco verano e inviernos con un mínimo de 800 horas de frío (horas con temperaturas por debajo de los 7º C) para la salida de la dormancia.

Los cultivares seleccionados en Israel con bajas necesidades en frío invernal son “Nazaret 4”, “Sfax”, “Cypre D” y los clones masculinos “Nazaret 1”, “Alumoth 29” y “Chico 23”.

 

Foto_Campo_dioica_Logo

El Pistachero, una planta dioica

Es una planta muy resistente a la sequía (superior a otras especies frutales) y a las altas temperaturas del verano, pero no tolera un exceso de humedad.

Es una planta heliófila y requiere ser plantada en lugares soleados. Esta condición es básica para obtener árboles sanos, vigorosos y productivos y ser menos susceptible al ataque de plagas y enfermedades que aquellos ubicados en zonas sombreadas.

El pistachero resiste a los vientos secos y violentos, sin embargo le favorecen las brisas suaves, aumentando el porcentaje del cuajado de frutos, dado el tipo de polinización anemófila, disminuyendo a su vez el desarrollo de enfermedades criptogámicas.

4.2. Suelo.

Puede desarrollarse en una amplia gama de suelos (pobre, calcáreos, altamente alcalinos o ligeramente ácidos, salinos…), aunque prefiere los franco-arenosos, profundos, bien drenados, con valores de pH comprendidos entre 6 y 8. El contenido calcáreo no debe ser inferior del 10%, siendo muy importante este elemento en la formación de los frutos, al tratarse de una especie especialmente calcícola. Soporta muy bien el zinc, pues sus raíces lo absorben selectivamente. Se ha comprobado que el pistachero injertado sobre Terebinthus, vive en terrenos poco profundos, pedregosos y hasta en medio de rocas.

En terrenos profundos y fértiles (poco empleados para el pistachero) se obtienen muy buenos resultados, llegando a duplicar la producción.

  1. PROPAGACIÓN.

La multiplicación generalmente se realiza mediante injerto de las variedades comerciales sobre patrones francos de especies afines (P. Atlántica, P. Terebinthus y P. Intergérrima), debido a su vigor y resistencia a nematodos y hongos del suelo. Más raramente por acodo, estaca o renuevos.

Los principales países productores sólo emplean dos métodos de propagación: semilla e injerto; aunque en los últimos años Estados Unidos e Italia vienen desarrollando el cultivo in vitro.

La tecnología de la propagación del pistachero no está del todo resuelto, razón por la cual investigación y desarrollo van unidas en la actualidad.

El viverismo es la gran limitación del desarrollo de este cultivo, dadas las dificultades de multiplicación de la especie (siembra, germinación, manipulación, injertado y trasplante). En España los viveros productores de planta injertada disponen sobre todo de variedad femenina, Kerman y una masculina, Peter; ambas sobre portainjertos de Pistacia Atlántica, Pistacia Terebinthus y UCB1. La planta suele venderse injertada y en contenedor de 2 litros, dada la dificultad de su trasplante a raíz desnuda, yendo a menos en este último formato.

  1. FLORACIÓN Y POLINIZACIÓN dioica

La floración del pistachero precede a la foliación y es gradual, tanto en las plantas masculinas como en las femeninas, y también en la misma inflorescencia, en la cual comienza desde la base para extenderse hacia el ápice.

El pistachero se caracteriza por una antesis escalonada que se dilata durante un mes desde final de marzo o primeros de abril.

Al tratarse de un árbol dioico (planta dioica) es imprescindible distribuir en las plantaciones un número adecuado de plantas masculinas con antesis contemporánea en relación a las femeninas.

 

Floracion_pistachos._dioica_Logo

El Pistachero, una planta dioica

Una buena polinización es indispensable para obtener una producción cualitativa y cuantitativamente importante; la calidad del polen depende del estado nutritivo y sanitario del árbol y de las condiciones climáticas.

Los granos de polen son de color amarillo claro y ovoide. El estigma es receptivo al polen durante 4-5 días y las flores masculinas permanecen viables 1-2 días, mientras que la caída de las flores puede llegar a ser del 90-98% y la de los frutos se produce dentro de las dos semanas después del cuajado. La fructificación tiene lugar sólo sobre madera de dos años y la diferenciación de las yemas de flor se produce en el otoño anterior a la floración.

En caso de efectuar la polinización artificial, la producción aumenta, obteniéndose frutos llenos y uniformes. En cuanto a la cantidad de polinizadores y a su distribución en el cultivo, varían mucho dependiendo principalmente de la producción de polen por flor y por árbol, utilizándose una relación del 10% de árboles machos.

Para asegurar la polinización hay que trabajar con polinizadores de floración escalonada que abarquen el rango de días de la floración de las plantas hembras, ubicando aproximadamente el comienzo y fin de la floración, lo cual nos obliga a tener polinizadores de floración precoz, floración media y floración tardía, que aun perdiendo algo de superficie de producción nos asegura un buen cuajado de los frutos.

Otra alternativa consiste en injertar sobre un pie macho variedades polinizadoras.

La baja cantidad de producción de frutos con semillas bien formadas se debe a la imposibilidad de que el polen llegue al estigma receptivo, y a la elevada degeneración de las flores también después de la polinización artificial.

La producción de frutos vacíos es el resultado de la partenocarpia y del aborto seminal.

Como dato relevante de este cultivo mencionamos el hecho que florece un mes y medio después que el almendro, no afectándole en consecuencia las heladas tardías.

  1. VARIEDADES dioica.

Generalmente las variedades de pistacho se clasifican de acuerdo con su lugar de origen o de cultivo y cada país tiene sus propias selecciones, cuyas diferencias radican fundamentalmente en el color y tamaño de la semilla, la época de recolección y su tendencia a dar frutos llenos.; esto exige que tenga que asegurar la fecundación de las flores con un número correcto de polinizadores adecuados.

 

KERMAN es la preferida por los consumidores, productores y procesadores, debido a su excelente calidad, rendimiento, fácil desprendimiento del árbol durante la recolección, tamaño por encima de la media, desprendimiento de la cáscara sin dificultad y fácil apertura; aunque está caracterizada por una pronunciada alternancia en la producción.

El Pistachero, una planta dioica

El Pistachero, una planta dioica

Fue desarrollada en Chico, California, a partir de semillas procedentes de Irán e introducida en 1957 para su uso comercial.

Requiere alrededor de 1.000 horas de frío invernal, existiendo casos de ser viable con menos de 1.000 horas de frío invernal.

 

NAPOLETANA, vigorosa y con una copa densa y amplia. Los ramos de un año son gruesos y se rompen al doblarlos. La floración es gradual y en general tiene lugar desde mediados de abril a mayo. La maduración de los frutos es medianamente precoz y gradual, entre finales de agosto y principios de septiembre.

El endocarpio es de forma elíptica con la parte apical redondeada, frecuentemente es dehiscente en el ápice. La semilla es cilíndrica y de forma alargada regular. El rendimiento es semilla es del 40-50% respecto a los frutos descascarados.

El cultivar masculino estándar es Peter (planta dioica), que se caracteriza por una buena producción de polen y floración coincidente con la de cultivares de floración temprana.

 

Plantación de Pistachos con Cubierta Vegetal

Importancia de la Cubierta Vegetal en plantaciones de Pistachos

España es un lugar ideal para el cultivo leñoso (Vid, Olivo, Almendro, Pistacho, etc.), por clima y tierras, existiendo en algunas regiones una superficie superior al 50% cubierta por Cultivos Leñosos. La cubierta vegetal es ideal para los leñosos. Lo cual podemos trasladar el gran peso que tiene en la agricultura de nuestro país, sobre todo los cultivos leñosos de Fruto Seco de cáscara dura.

Hay cultivos que están asentados por miles de años, pero otros como el cultivo del Pistacho (siendo original la base con la Pistacia Vera), después de un paréntesis de 500 años, está creciendo año tras año gracias al crecimiento de Planta Injertada de calidad, habiendo iniciado su etapa reciente en los años 80 del siglo pasado y empezando a considerar el cultivo leñoso con más proyección a futuro.

En la cultura de los agricultores se tiene como prioridad el mantener un suelo limpio, donde jamás crece la hierba, aplicando herbicidas junto con un laboreo constante, conllevando esto enormes problemas al medio ambiente, como la contaminación de ríos, acequias, acuíferos, pantanos y la erosión del suelo, siendo esto último la base para la desertificación.

Pero se está empezando a ver un rayo de luz creciente en la conciencia de la agricultura en general (Agricultores, Organismos oficiales, Sindicatos, etc.). En los últimos años, se está tomando conciencia de estos problemas, que en algunos casos son graves y cada vez son más los agricultores que mantienen cubiertas vegetales durante parte del año, gestionándolas de una forma sostenible en todos los aspectos.

La cubierta vegetal no es un problema, sino que es la solución, es un aliado en todos los sentidos: siendo fundamental para proteger el suelo, para subir los niveles de materia orgánica, para hacer crecer la actividad biológica y para incrementar la diversidad de flora y fauna.

La cubierta vegetal en el cultivo del Pistacho es cada vez más utilizada, ayudando la PAC (Política Agraria Común), por las ayudas agroambientales de la PAC existentes y que irán a más en un futuro.

Ejemplo de Cubierta Vegetal en cultivo leñoso Pistachero Adulto

Ejemplo de Cubierta Vegetal en cultivo leñoso Pistachero Adulto

Funciones de la Cubierta Vegetal

Dichas cubiertas vegetales cumplen numerosas funciones, entre las que destacan:

  1. Aportación de materia orgánica al suelo.
  2. Evitar pérdidas de nitrógeno por lavado de suelo.
  3. Aumentar la actividad biológica del suelo, en flora y fauna.
  4. Acelerar la mineralización del humus.
  5. Mineralizar los nutrientes del suelo, siendo importantes para la asimilación de la planta.
  6. Mejorar la estructura del suelo, fundamental para la vida de este.
  7. Reducir el riesgo de erosión, la desertización avanza, es un hecho.
  8. Servir de refugio para insectos auxiliares, valiendo estos para el control de plagas.
  9. Servir como alimento para el ganado y para otros herbívoros.
  10. Fijar el nitrógeno a través de leguminosas y proteaginosas.
  11. Captación de CO2 del ambiente.
  12. Amortiguar los cambios de temperatura, sobre todo en climas extremos.
  13. Aumentar la retención de la lluvia, eliminando las escorrentías que provocan erosión y arrastre de nutrientes del suelo fértil.
  14. Gestión de malas hierbas, por el efecto competitivo que pueden producir hierbas que se acoplan para tal hecho.

Tipos de cubiertas vegetales y abonos verdes

Las cubiertas vegetales pueden ser espontáneas o cultivadas.

  • Las cubiertas espontáneas (CE) son  aquellas que crecen de manera natural bajo los cultivos leñosos, no requieren costes de implantación y suelen tener una gran diversidad de especies, siendo lo más normal. Su composición está condicionada por la pluviometría, por la fertilidad del suelo, el banco de semillas existente en el mismo, y por su manejo (laboreo, siega, fecha de laboreo, pastoreo, etc.).
  • Las cubiertas cultivadas (CC) son más costosas puesto que deben ser sembradas y pueden requerir un abonado extra o consumir más agua, pero suelen ser más productivas y permiten adaptarse mejor a las necesidades del cultivo y del agricultor. Por ejemplo, si necesitamos incrementar el contenido de nitrógeno del suelo, sembraremos una cubierta rica en leguminosas y proteaginosas (lentejas, garbanzos, guisantes, etc.), que además serán un excelente pasto para el ganado, en caso de tenerlo.

La especie leguminosa más empleada es la veza (Vicia sativa) por su mayor disponibilidad en el mercado, pero también se usan en menor medida otras como el yero (Vicia ervilia), la moruna o algarroba (Vicia articulata), la esparceta o pipirigallo (Onobrychis sativa), alfalfas de secano y mielgas, carretones (Medicago spp.). Si además de incrementar el contenido de nitrógeno queremos incrementar el contenido de materia orgánica y aportar más biomasa entonces podemos cultivar las leguminosas junto con algún cereal (avena, cebada, centeno, etc.). Las gramíneas (como son los cereales), además, gracias a su sistema radicular son más efectivas en el control de erosión y son más persistentes cuando son incorporadas al suelo que las leguminosas. Es crucial en estos ambientes semiáridos, recurrir siempre a especies y cultivares adaptados a las condiciones de precipitaciones de nuestra zona y que no requieran grandes inversiones de dinero.

Criterios de elección para Cubierta Vegetal

Los criterios que deben guiar la elección de las especies y variedades a emplear como abonos verdes podrían ser los siguientes:

  • Estar adaptadas a las condiciones de suelo (PH, textura, etc.) y humedad.
  • No ser exigentes en agua, nutrientes y cuidados para desarrollarse convenientemente, ya que los costes de cultivo deben ser bajos.
  • Aportar materia orgánica eficaz para la formación de humus.
  • Fijar nitrógeno de manera natural.
  • Ser competidoras eficaces con las hierbas.
  • Favorecer la presencia de enemigos naturales.
  • Tener un bajo coste de implantación.

En el caso de plantaciones de Pistachos, éstas deben tener muy baja capacidad de rebrotar tras la siega mecánica.

Ejemplo de arboleda de pistachos adultos con cubierta vegetal desarrollada

Ejemplo de arboleda de pistachos adultos con cubierta vegetal desarrollada

El manejo de la cubierta

El  adecuado manejo es la clave para obtener efectos positivos (ecológicos, agronómicos y económicos) de una la cubierta vegetal. En el caso de las cubiertas sembradas, éstas deben ocupar el centro de la calle cubriendo una gran parte de ella, ya que en las líneas entre los Pistachos es más difícil su manejo. Para la siembra se pueden usar abonadoras, sembradoras de cereales o sembrar a mano a voleo. Si el tamaño de la semilla es muy pequeño se recomienda mezclarla con algún material (arena, serrín, etc.) de mayor densidad y tamaño. Después de sembrar es importante incorporar las semillas ligeramente con la rastra o el cultivador. Lo ideal es luego apretarlas con un rulo, que, además, va a allanar el terreno facilitando posteriormente la siega. Algunas especies de cubiertas, por su ciclo vegetativo, sistema de control, o aprovechamiento, habrá que sembrarlas anualmente, como ocurre con la mayoría de las leguminosas y cereales. Otras especies sembradas y las cubiertas espontáneas, permiten mantener un banco de semillas en el terreno que germinará en el otoño, después de las primeras lluvias, estableciéndose así anualmente las cubiertas mediante autosiembra. Para conseguir una resiembra natural de la cubierta también se puede dejar que semille una franja central de la cubierta. Esta franja será del tamaño mínimo necesario para producir la cantidad de semilla precisa. En verano se recomienda dar un pase de rastra o desbrozadora para esparcirla adecuadamente en toda la superficie de implantación de la cubierta. En parcelas en ladera, las franjas de la cubierta se han de disponer perpendiculares a la máxima pendiente del terreno, para potenciar el efecto contra la erosión.

Conclusiones

La utilización de cubiertas vegetales es fundamental para la salud del suelo y de los cultivos leñosos, siendo el cultivo del Pistacho uno de ellos. Sin embargo, la selección del tipo de cubierta (natural o cultivada) depende de las necesidades y objetivos de cada finca y/o agricultor. Las cubiertas naturales son más diversas y no requieren costes de implantación, mientras que las cubiertas cultivadas permiten alcanzar de manera más exitosa objetivos concretos como es el incremento de materia orgánica o la fijación de nitrógeno. En este último caso es muy importante asegurarse de que las especies seleccionadas están adaptadas a las características del suelo y climáticas de la finca. Finalmente, las cubiertas deben ser gestionadas para evitar la competencia con el cultivo mediante laboreo (si se desea incorporar al suelo), siega (si se prefiere crear una cubierta permanente) o pastoreo (con el triple beneficio del control de hierba, mejora de la fertilidad y mejora de la cubierta).

 

El Pistachero y La Vecería – Planta Injertada – IberoPistacho

 El Pistachero y la Vecería

¿Qué es la vecería?

La vecería o alternancia, es el fenómeno por el cual los árboles frutales (donde está el Pistachero) alternan fuertes cosechas, con años de poca o ninguna cosecha. Esta alternancia es proporcional, es decir, un año tienen buena o muy buena producción y al siguiente año es escasa o mala.

Este proceso tiene una gran repercusión económica en todos los sectores de árboles frutales, ya sean de fruto seco o fruto de agua y el Pistachero no escapa a esta situación.

Lo ideal sería una producción equitativa cada temporada, pero esto es complejo de conseguir, pero no imposible.

Problemas de la vecería

Debido a la vecería suceden los siguientes problemas:

  • Los años de buena producción, los frutos son de pequeño calibre y por tanto, de menor valor comercial.
  • En los años de mala producción, los frutos son pocos pero grandes, por lo que su comercialización tampoco es óptima.
  • El caso de las industrias agroalimentarias o de transformación, se infrautilizan en los años de mala producción y se sobrecargan en los años de buena producción.

En el cultivo del pistacho, la vecería está presente de una forma más acusada en unas variedades que otras, y condicionada a muchos factores como el riego, abonado y podas.

La vecería es más acusada en unas variedades que otras, y condicionada a riego, abonado y podas Clic para tuitear
El Pistachero y la Vecería

El Pistachero y La Vecería

 

¿Por qué ocurre la vecería?

El clima es variable (ciclos), sin embargo la alternancia suele ser estable y bianual, por lo que se descarta con total seguridad que las causas fueran climáticas. Las causas las encontramos en factores internos de la propia genética de la planta:

1.- Agotamiento de las reservas hidrocarbonadas en las raíces de los árboles

La temporada en la que se cosechan buenas producciones se produce un agotamiento de las reservas hidrocarbonadas de las raíces, siendo un factor limitante en la floración.

2.-  Interferencia entre crecimiento de frutos y crecimiento vegetativo

Los frutos en desarrollo compiten por los nutrientes con los ápices vegetativos (extremos), y por ello ocasiona una reducción del desarrollo de éstos. Como los brotes son los que soportan la mayor carga de producción por eso se ve reducida la cosecha.

3.- Interferencia entre crecimiento vegetativo e iniciación floral

La iniciación floral, en la mayoría de frutales ocurre el año anterior a la floración. El consumo de nutrientes en la iniciación floral es pequeño, sin embargo parece ser que el control de los brotes sobre la iniciación floral es de naturaleza hormonal.

Cultivos afectados

Los árboles que se ven afectados por la vecería suelen ser casi todos los frutales, sólo que cada especie presenta mayor o menor grado de este fenómeno. Por ejemplo, en el caso del Olivo, sufre una alternancia o vecería severa.

Métodos de control de la vecería

La vecería sin duda es un problema para el Pistachero, pero se puede reducir con buenas prácticas. Los resultados son variables y dependen de la variedad y clima, entre otros.

Si somos capaces de encontrar el equilibrio entre la Poda, el Abonado y el Riego, habremos conseguido minimizar el impacto de la vecería. Es por ello que el asesoramiento singular es esencial para aproximarse al equilibrio antes citado.

Elección de variedad

La primera manera de reducirla, es siendo conscientes de que hay variedades más veceras que otras, por lo que este factor debe considerarse a la hora de realizar una nueva plantación. Por ejemplo, la variedad Avidón padece mucho más este fenómeno, que Larnaka o Avdat.

Momento de recolección

Asimismo, la fecha de recolección también es determinante. Realizando una recolección temprana, el pistachero llega más “descansado” a la primavera siguiente y no acusa tanto el haber producido mucho, de forma que se ayuda a que las cosechas sean más constantes.

La Poda

Una vez superada la fase de formación del Pistachero, las podas no serán necesarias todos los años, pudiendo establecer intervalos de 2 o 3 años. Cierto es, que una poda inteligente hará que la vecería se minimice y es por ello que los podadores deben tener siempre la formación adecuada..

Riegos

El riego del Pistachero permite proteger contra el riesgo de sequía, favoreciendo la posibilidad de excelentes cosechas, esto permite que los árboles produzcan al mismo tiempo tantos frutos como tallos (ramas) que llegarán a tener frutos al siguiente año.

Fertilizantes (abonos)

Si además ponemos fertilizantes a disposición del Pistachero, estando estos diluidos en el agua de riego y aplicados de forma muy precisa, directamente en la zona radicular, conseguiremos acelerar el crecimiento de las plantas jóvenes y hacer producir más a las plantas adultas.

El desafío

Partes del Pistachero

Partes del Pistachero

El desafío consiste en proporcionar suficiente agua para que logren la máxima capacidad fotosintética. Sin regar en exceso, ya que conduciría a problemas sanitarios sobre todo con las enfermedades criptogámicas (hongos). Esto origina cosechas de baja calidad y produciendo un desperdicio.

Con la necesidad de agua en el Pistachero, se representa la diferencia entre la precipitación efectiva y la evapo-transpiración potencial.  El agua que cae del cielo y el agua que regresa a la atmósfera mediante la evaporación y la transpiración del cultivo.

Por lo tanto, las aportaciones de agua deben programarse según:

  • Cantidad de lluvia que cae
  • Temperatura del aire
  • Radiación solar
  • Capacidad de retención del suelo 
  • Períodos críticos del Pistachero

Las necesidades de agua del Pistachero son particularmente importantes en la primavera. Durante el periodo de prefloración, y en septiembre, durante el periodo de cuajado del fruto.

Por tanto, el método de riego que mejor se adapta a los Pistacheros, es el sistema de riego por goteo o gota a gota.

Cada gota que sale del emisor se absorbe inmediatamente en el suelo. Esto forma siempre, en el mismo lugar, un bulbo húmedo en el suelo. Gracias a esto las raíces del Pistachero pueden absorber el agua para su desarrollo.

La solución ideal sería 4 emisores del tipo caudal constante. Para cualquier presión entre 1 a 3 bar, por Pistachero maduro. Con caudales que varían entre 1 a 4 litros/hora. Además posibilita la aplicación de fertilizantes líquidos compuestos y directamente absorbibles por el cultivo.

¿ Que necesito para plantar pistacho ?

Marco de Plantación de Pistacheros - IberoPistacho

Una persona que piense: ¿ Que necesito para plantar pistacho ? Para ello debe de entender que en una plantación de pistachos se ha de realizar un análisis tanto del clima como del suelo, ya que como en cualquier negocio hemos de conocer parámetros esenciales para que éste pueda tener una viabilidad.

En el caso que nos ocupa, el suelo es un factor muy importante y éste lo hemos de conocer con una analítica (nutrientes, minerales y hongos), dándonos ésta un resultado y dependiendo del resultado pues tendremos que pensar en un portainjerto u en otro.

Que necesito para plantar pistacho

Cómo Plantar tus pistacheros

 

Luego tenemos el tema del marco de plantación, lo vamos a establecer en base a los recursos hídricos que tengamos, unos recursos hídricos altos nos dará un marco más estrecho (más plantas por hectárea), y lo contrario deberemos de establecer un marco de plantación más amplio por el reparto de dicho recurso.

Preparación del terreno

Durante el verano anterior a la fecha de plantación – otoño (Noviembre/Diciembre)–, debe realizarse un subsolado de toda la parcela. El objetivo de este subsolado –que no defondado-, es romper los horizontes –que no voltearlos– para facilitar la penetración y buen desarrollo del sistema radicular del futuro pistacho. Así se consigue resquebrajar y airear el terreno. Esta operación, también denominada popularmente “topear”, debe efectuarse a lo largo y ancho de toda la parcela para que esta quede bien porosa y mullida. Lo ideal es utilizar un rejón o “topo” de al menos un metro de profundidad. Posteriormente deben retirarse las grandes piedras que hayan podido aflorar a la superficie y que entorpecen o dificultan el paso del tractor por el terreno.

Marco de Plantación de Pistacheros - IberoPistacho

Marco de Plantación de Pistacheros – IberoPistacho

Laboreo

Los únicos requerimientos de laboreo consisten en controlar las hierbas adventicias que, potencialmente, puedan competir con el pistacho joven. Para ello procederemos a efectuar 4/5 pases cruzados (a lo largo y ancho de la parcela) de cultivador al año, lo más superficialmente posible. A partir del décimo o duodécimo año (más o menos) que ya la planta está totalmente formada y desarrollada, tanto arbórea como radicularmente, se puede optar por no laborear la parcela de Pistacho, al modo de una dehesa de encinas o un monte abierto de pino piñonero. Realmente este cultivo se comporta como una especie semi-doméstica o semi-silvestre. De todas maneras, si disponemos de aperos de labranza, recomendamos laborear al menos dos veces al año –dos pasadas-.

¿ Que necesito para plantar pistacho realmente?

Hay 3 parámetros fundamentales que debemos controlar año tras año en una plantación de pistacho:

  1.  Agua
  2. Abono
  3. Poda

Con estos tres parámetros tendremos gran parte del control de nuestra plantación, pero si por el contrario no hacemos mucho caso a éstos, nuestra plantación entrará en una zona de mediocridad, con lo cual, la rentabilidad será baja.

Nuestra labor diaria más importante es el asesoramiento porque pensamos que el tiempo y el dinero que invierte el futuro productor es muy importante y necesita ser bien tratado.

Como en cualquier negocio debemos de pensar en la rentabilidad que vamos a obtener, hoy día el cultivo del pistacho es el cultivo más rentable que existe y el que más proyección tiene a nivel internacional. La demanda no para de crecer, cada vez son más familias las que tienen en su cocina el pistacho, como un alimento cotidiano tan normal como pueda ser la almendra, el cacahuete, etc. Esto pone de manifiesto de que estamos en una buena línea con un futuro prometedor.

Pero el fruto del pistacho no sólo se ha de centrar en el consumo como aperitivo, hemos de comentar que se están abriendo otras líneas con fuerzas como la industria heladera, la industria cárnica y la cosmética, esto apuntala aún más la fortaleza presente y futura de este sector.

Toda persona que esté pensando en cultivar pistachos, tiene la obligación y el derecho de conocer lo que hemos expuesto últimamente.

Más información

En IberoPistacho podemos asesorarte con mucha más información como:

Si aún tienes mas dudas o preguntas frecuentes, suscribete a nuestro canal de youtube o puedes visualizar la siguiente lista de vídeos:

 

Descripción del Pistachero

Partes del Pistachero

Descripción del Pistachero

Hoy os vamos a hablar de la descripción del pistachero, como bien sabéis el pistachero es un árbol de tipo caducifolio, es decir, que pierde su hoja al llegar el otoño y la recupera en primavera. Los pistacheros pueden llegar a alcanzar los 10 metros de altura, con flores masculinas y femeninas separadas en diferentes árboles. Recordad que los ejemplares masculinos no producen fruto, únicamente los femeninos, pero ambos son necesarios, ya que el macho es el encargado de polinizar a la hembra.

El pistachero tiene una copa abierta con numerosa presencia de ramas. A medida que el peso del árbol aumenta, bien por el peso de las ramas o bien por el peso del fruto, la copa tiende a inclinarse.

Al igual que el olivo el pistachero es un árbol de lento desarrollo y de gran longevidad. Puede llegar a vivir entre 100 y 300 años. Incluso se conocieron casos que superaron los 1000 años de vida.

 

Descripción del PIstachero

Descripción del Pistachero

Partes del Árbol de Pistacho

Vamos a pasar a describir la partes de que consta un árbol. La mayoría de vosotros ya las conoceréis. Empezaremos de abajo hacia arriba.

Raíz: esta suele ser pivotante. es decir,  se trata de un raíz robusta que crece habitualmente en línea recta hacia abajo a partir de la base de la planta.

Tallo: es suele ser lo que se denomina el tronco del árbol. En el pistachero suele constar normalmente de un sólo pie.

Ramas: éstas suelen ser largas. En las mismas crecen brotes. El pistachero suele tener copas grandes y abiertas.

Yemas: existen dos tipos de yemas tanto en los árboles femeninos como masculinos: las vegetativas y las de flor. Las yemas vegetativas dan lugar a las ramas mientras que las yemas de flor dan lugar a las flores productoras de polen o a los racimos de pistacho.

Hojas: de color verde brillante. Las hojas en los árboles masculinos suelen de mayor tamaño que en los árboles femeninos. Las hojas suelen mudar de color llegado el otoño.

Flores: nacen entre las ramas laterales, antes de que broten las hojas. Las flores femeninas tienen un tamaño mayor que las masculinas.

Fruto: este puede aparecer tanto abierto, vacío o cerrado dependiendo de diversos factores. El fruto del pistacho siempre va recubierto de una cáscara exterior, que a su vez encierra una cáscara dura, dentro de la cual se encuentra la semilla o pepita del pistacho.

Semilla: cuando hablamos de semilla nos referimos a la parte comestible del fruto.

Esperamos que este artículo os haya sido de ayuda, para conocer un poquito más sobre el interesante mundo del pistacho.

Suscribete!

Si deseas recibir más novedades en tu email, suscríbete a nuestra lista de correo gratuita

 

 

 

 

 

 

 

Las Aflatoxinas en el pistacho

Plaga en el pistacho

Las Aflatoxinas

Muchos de vosotros os preguntaréis que son las tan nombradas aflatoxinas presentes en el cultivo del pistacho,  pues hoy os lo vamos a aclarar un poquito.

Pistacho Aflatoxinas con Logo

Aflatoxinas

Las aflatoxinas son un tipo de micotoxinas producidas en pequeñas concentraciones por hongos de diferentes tipos como pueden ser Penicillium, Aspergillus, Fusarium, entre otros, suelen aparecer en condiciones favorables de temperatura y humedad.

Existen diferentes tipos de aflatoxinas pero las consideradas como dañinas para el ser humano y los animales son cuatro: B1, B2, G1 y G2.

Los hongos generados por estas sustancias, no suelen darse en tejidos vegetales vivos. Suelen aparecer en los residuos vegetales de plantaciones, frutos caídos al suelo o que quedaron en el árbol, malas hierbas, ramas secas, etc.

Estos hongos proliferan cuando las condiciones de temperatura se encuentran entre los 25 a los 40 º C , por el contrario se suelen detener cuando las condiciones atmosféricas se encuentran por debajo de los 10-12º C.

Las esporas de los hongos tienden a propagarse rápidamente, ya que los hacen a través del viento, manos, herramientas de poda, entre otras.

Esta “infección por hongos” suele producirse frecuentemente antes de la recolección, también podría producirse en las fases posteriores aunque es más raro, y siempre y cuando no se tomen las medidas preventivas oportunas.

Pistatxo con logo Aflatoxina

Aflatoxinas

 

¿Cómo se producen las aflatoxinas?

Las aflatoxinas se pueden producir por diversas razones, una de ellas puede ser que los hongos pueden generarse por heridas producidas  por los insectos, en frutos abiertos.

¿Cómo reducir el riesgo de aparición?

  • Quitar los frutos rajados del árbol
  • Recolección de la cosecha en el punto óptimo de madurez

Una vez realizada la recolección, la cual se recomienda que sea con paraguas, y con las máquinas y aperos bien limpios, la probabilidad de “contaminación”, es más baja.

Los frutos recolectados inmediatamente se deben pelar, lavar y secar, para evitar el manchado del pistacho así como la aparición de hongos.

Tareas recomendadas Post- Recolección:

  • Quitar los frutos que quedaron en el árbol, así evitaremos la salida de insectos que pueden invernar en el árbol o aparición de esporas de hongos asentados.
  • Realizar una poda ligera
  • Limpieza de ramas secas
  • Limpieza del suelo

¿Cómo transportar el fruto?

El transporte del pistacho debe realizarse con la máxima seguridad de limpieza, temperatura y humedad.

Conclusión

Las aflatoxinas son un tipo de hongos que proliferan a altas temperaturas, cuando la producción está madura o el fruto rajado por donde los insectos producen heridas.

Si quieres seguir aprendiendo más cosas sobre el cultivo del pistacho, sigue todos nuestros post, ahora puedes suscribirte a nuestro blog y no te perderás ninguno!

 

 

 

 

 

Injerto

El Injerto

En nuestro post de hoy os vamos a hablar del injerto, en primer lugar y para aquellos que no lo sepan, empezaremos definiendo en qué consiste un injerto.

Qué es un injerto y Razones para injertar

Injerto en el pistachero

El injerto es un método de propagación artificial de las plantas en el que cogemos tejido vegetal de una planta para posteriormente unirlo sobre otra ya plantada y arraigada, que se suele llamar patrón, portainjerto o pie, con el fin de que ambos materiales vegetales crezcan y se constituyan formando un sólo organismo.

Motivos para injertar

Muchos os preguntaréis el por qué de injertar. Pues aquí os vamos a dar una serie de razones o motivos por las que realizar injertos, no sólo en el pistacho sino en la gran mayoría de los leñosos.

  • Para permitir crecimientos de variedades en ciertos terrenos o circunstancias que les son desfavorables, aprovechando virtudes o mayor resistencia del pie usado.
  • Aprovechar la resistencia del pie autóctono como arma de resistencia ante posibles ataques de plagas o enfermedades de la zona.
  • Conseguir especies más fuertes y resistentes con su consiguiente mejora en la producción.
  • Dificultad de reproducción por otros medios.
  • Cambios en los mercados, que demandan especies nuevas o más resistentes.

Para llevar a cabo el injerto este debe darse entre especies normalmente parecidas o relacionadas, aunque también puede darse entre distintas especies.

El injerto se realiza de forma individual. Podemos reproducir tanto los cultivares femeninos como las masculinos.

¿Podríamos injertar un mismo árbol con dos cultivares distintos?

Si, podríamos, pero esta acción se desaconseja por completo. Hemos de tener en cuenta que en los pistacheros únicamente los cultivares femeninos son los que producen fruto, luego si injertamos ambos en un mismo árbol, estaríamos potenciando uno sobre el otro, en este caso el cultivar masculino dado su mayor vigor, lo cual perjudicaría el futuro desarrollo del femenino, con sus consecuentes efectos.

Seguro que muchos de vosotros os seguís preguntando, sobre que opción elegir, ¿portainjerto? o ¿planta injertada?

Sin duda alguna, en la actualidad, es mucho más recomendable es uso de la planta injertada sobre el portainjerto, aunque el precio puede parecer más elevado, a la larga su rendimiento en cuanto a la producción es mucho mayor, llevando un adelanto de dos años sobre el portainjerto; otra de las razones porque la que se recomienda la planta injertada es porque el injerto en campo no es barato y es bastante complicado, con la consecuente uniformidad que llevan aparejadas ciertas plantaciones de este tipo debido a la continua reposición de ejemplares.

 

 

 

 

Cómo Plantar un Pistachero

En el post de hoy os vamos a enseñar como realizar una adecuada plantación de vuestro pistachero paso a paso. Plantar un Pistachero es una gran aventura que está al alcance de todos los públicos.  Atrévete a plantar el tuyo.

Plantar un Pistachero

Porque no hay mayor satisfacción que plantar, cuidar, ver el fruto cultivado con tus propias manos y por supuesto comerlo después.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la elección del lugar de plantación. El terreno más adecuado sería un terreno llano con grandes espacios abiertos, donde los vientos puedan circular libremente. La labor en este tipo de terreno siempre será más sencilla y menos costosa. La orientación si es sur es preferible, por contar con un menor número de heladas tardías,  y si es pendiente también es más aconsejable ya que los valles tienden a retener el aíre frío y el agua.

Antecedentes del terreno

Otro factor a tener muy cuenta son los antecedentes del terreno, es muy importante conocer que tipo de cultivo hubo anteriormente plantado en esas tierras, para poder evitar ciertas enfermedades que podrían aparecer como el hongo Verticillium, el cual puede perdurar en el terreno durante décadas aunque el cultivo anterior se dejase inactivo mucho tiempo atrás. Para combatir el mismo siempre sería recomendable elegir  un buen patrón como UCB, o para mayor seguridad realizar un análisis previo del suelo.

Elección del portainjerto

La adecuada elección del portainjerto en nuestra planta, un factor a tener muy en cuenta es si nuestra plantación será en secano o en regadío. En los secanos funciona muy bien el portainjerto de Pistacia Terebinthus conocido a nivel coloquial como Cornicabra, el Pistacia Atlántica es recomendable para secano con suelos ricos, mientras que el UCB funciona muy bien en los regadíos, por su mayor resistencia al Verticillium así como para proporcionar un mayor rendimiento en la producción.

 

Como Plantar un Pistachero - Elección de portainjerto

Como Plantar un Pistachero – Elección de portainjerto

Los suelos más idóneos para la plantación del pistacho serían los arenosos o francoarenosos, no siendo recomendables los suelos arcillosos cuando éstos superan el 40 % de este material, debido a que la arcilla tiende a retener el agua, y al pistachero no le favorece en absoluto los encharcamientos. Hemos de tener en cuenta que es uno de los árboles más resistentes a la sequía, muestra de ello que se cultiva en países muy áridos como por ejemplo Irán o Turquía.

En cuanto a la climatología los lugares más idóneos para la plantación de pistachos serían aquellos que cumplen con unos mínimos factores siendo los óptimos unas  precipitaciones a los 350 mm,  el factor heladas primaverales con valores mínimos de 8, 11 y 16º C para temperaturas medias y de 2, 4 y 8 º C para las medias de mínimas en los meses de marzo, abril y mayo. Las horas frío tienen que al menos llegar o superar las 1149 horas frío, horas calor que superen las 3550 horas, y una humedad relativa por debajo del 50 %. Todo estos parámetros serían los óptimos. Si alguno de estos factores no se cumple o se queda escaso no quiere decir que el cultivo no sea apto, sino que en principio tendrá más dificultades para su desarrollo y consecuente rentabilidad.

La época en la cual se puede llevar a cabo la plantación, siempre y cuando la planta venga en maceta sería desde octubre hasta junio.

La limpieza y preparación del suelo debe hacerse unos cuantos meses antes de la plantación.

Marco de plantación

Elección del Marco de Plantación idóneo en función de factores tales como disponibilidad hídrica y la calidad del suelo.

Elección de Planta según nuestras necesidades o circunstancias antes indicadas.

Apertura de hoyos, con una profundidad media de 40 cm, muy recomendable poner un kilo de humus y otro de tierra fértil y acto seguido el cepellón de la maceta conveniente extraído, puede ver cómo hacerlo en nuestro vídeo “Cómo extraer el Cepellón de la Maceta sin dañar el sistema radicular“.

Acto seguido rellenaríamos el hoyo con la propia tierra extraída del mismo. Y realizaríamos un aporcado alrededor del tronco. Muy conveniente el uso de un protector como podría ser un tubo microperforado para proteger a la planta tanto de la fauna como de los vientos.

Muy importante, no olvides dejar el punto de injerto siempre por encima de la tierra.

Como Plantar un Pistachero - Punto de Injerto

Como Plantar un Pistachero – Punto de Injerto

 

 

Riego en la Plantación

Muy recomendable aportar unos 50 litros de agua por planta durante la plantación con el objetivo de que la tierra se compacte y no queden cavidades de aire.

Como Plantar un Pistachero - Imagen tras plantación

Como Plantar un Pistachero – Imagen tras plantación

 

 

Boletin IberoPistacho gratuito

Boletín gratuito de noticias y asesoramiento sobre el pistacho. Subscríbete gratis!
Correo electrónico
Secure and Spam free...