FINALIZACIÓN DEL PROYECTO FEDER INTERCONECTA “CHIOTec: Desarrollo de herramientas biotecnológicas para la mejora de la productividad y fomento de la implantación del cultivo de pistacho.

El proyecto CHIOTec surge con el objetivo de realizar nuevos desarrollos biotecnológicos y tecnológicos para mejorar la productividad del cultivo de pistacho en condiciones semiáridas y fomentar la implantación de nuevas plantaciones de pistacho. Para ello se plantearon los siguientes objetivos específicos:

 

  • Diseño y aplicación de nuevas tecnologías para la producción de plantones injertados de pistacho.
  • Desarrollo de nuevos métodos de control biológico de plagas en el cultivo de pistacho.
  • Incremento de la productividad del cultivo de pistacho en condiciones semiáridas mediante el desarrollo de estrategias de manejo biotecnológicas y de modelos predictivos.

Para la ejecución del proyecto se ha contado con la participación de 4 empresas: ALMERIPLANT SEMILLEROS, como coordinador, AGROBIO, BIO CRISARA e IBEROPOSTACHO. Asimismo, cabe resaltar la colaboración con dos organismos de investigación andaluces, el Centro Tecnológico TECNOVA y el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA-CÓRDOBA), y un organismo de investigación catalán, la Universidad de Barcelona.

 

Dicho proyecto fue seleccionado dentro de la convocatoria de I+D FEDER INTERCONECTA 2018, subvencionada por el CDTI, apoyado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y cofinanciado con Fondos FEDER a través del “Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020”.

 

CHIOTec ha sido desarrollado en las provincias de Almería y Ciudad Real durante un marco temporal de 32 meses a partir del mes de julio de 2018, obteniendo los siguientes resultados principales:

 

  • Almeriplant ha diseñado, puesto a punto y validado un nuevo protocolo de injerto de plantones de pistacho que le permitirá suministrar al mercado plantones injertados de pistacho en primavera con una mayor calidad agronómica y sanitaria, y ha puesto a punto e implantado con éxito en su empresa protocolos biotecnológicos para realizar la detección precoz de enfermedades y la verificación genética del material vegetal producido de pistacho mediante técnicas de biología molecular.

 

  • El mayor logro de las actividades realizadas por Agrobío en el proyecto ha sido, por un lado, el desarrollo de un nuevo sistema de producción de dos especies de ácaros depredadores, Amblyseius andersoni y Neoseiulus californicus, empleándose por primera vez estudios metabolómicos utilizando RMN para seleccionar presas facticias adecuadas, nuevos sistemas de desinfección de materiales y conservantes, nuevos sistemas de bandejas de producción, entre otros aspectos. Esto permitirá no sólo un escalado industrial de estas especies, basado en un sistema alternativo al patentado por dos empresas de la competencia, y obteniendo una mayor calidad, sino también la expansión de las innovaciones a los sistemas productivos de otras especies de ácaros depredadores. Por otro lado, el desarrollo de un nuevo sistema de suelta de liberación controlada de los ácaros depredadores, con el diseño de sobres que tiene una menor pérdida de humedad y permiten la producción de mayores poblaciones en ambientes secos, como son muchos de los cultivos al aire libre. Además, se ha desarrollado un nuevo sistema mecanizado tanto para la introducción de los depredadores como de alimento (ácaros presa) en la copa de los árboles. Todo ello, no sólo ha posibilitado establecer programas de biocontrol para la plaga del ácaro de la roña en cultivo de pistacho, sino que además permitirá iniciar y expandir las estrategias de control biológico en muchos otros cultivos frutales. El proyecto CHIOTec ha impulsado también el inicio de una nueva línea de trabajo a Agrobío, la selección y desarrollo de productos naturales para el control de plagas y enfermedades. En especial, se ha seleccionado un producto, Agrocomplex, que no deja residuos y presenta una alta compatibilidad con los insectos y ácaros auxiliares, y que ha mostrado efectividad contra una plaga tan complicada como es Empoasca, lo que permitirá desarrollar protocolos de biocontrol no sólo en pistacho sino también en otros cultivos al aire libre como la vid. Adicionalmente, se han desarrollado sistemas de monitoreo y control preventivo de Clytra basados en introducciones de nemátodos entomopatógenos en suelo. Además, se ha seleccionado una combinación de productos microbiológicos bioestimulantes y efectivos para el control preventivo de enfermedades como Alternaria. Éstas son herramientas alternativas para la reducción de fungicidas sintéticos, que son los principales residuos encontrados en las frutas y hortalizas.

 

  • Bio Crisara ha desarrollado un nuevo producto nutricional y ha puesto a punto su protocolo idóneo de aplicación para mejorar el desarrollo agronómico de plantones de pistacho durante las fases de repicado en vivero y de implantación en campo. Ha iniciado experiencias piloto en el municipio almeriense de Chirivel con cultivos de pistacho plantados utilizando diferentes diseños de plantación, distintas variedades y porta-injertos, distintos sistemas de formación y dos estrategias de manejo del riego, que servirán de referencia a futuros productores de pistacho. Ha puesto a punto una estrategia de control biológico de plagas de empoasca en cultivo de pistacho y ha desarrollado y validado un protocolo de monitorización de condiciones edafoclimáticas para predecir y fomentar el establecimiento de la chinche depredadora autóctona Lygus pratensis como refuerzo en estrategias de control biológico de plagas de empoasca en cultivos de pistacho producidos con cubiertas vegetales en Chirivel.
  • Iberopistacho ha diseñado y validado un protocolo de riego deficitario controlado a partir del tratamiento de imágenes hiper-espectrales realizadas mediante vuelos de dron y de la monitorización de parámetros físico-químicos del sistema suelo-planta en un cultivo joven de pistacho y ha validado los beneficios agronómicos producidos al utilizar en un cultivo adulto de pistacho de forma combinada varias de las estrategias biotecnológicas de manejo que han sido desarrolladas durante este proyecto.

El buen hacer de todas las empresas y la implicación de las mismas ha sido el pilar fundamental del proyecto CHIOTec. La colaboración constante de todos los miembros implicados en el proyecto ha sido imprescindible para alcanzar los objetivos propuestos y llevar a buen puerto el trabajo desarrollado.

Ir arriba