Una oportunidad para el futuro del sector primario

Introducción

Hoy comentamos dos noticias muy importantes para el sector primario y traemos la solución para hacer frente al desafío del que derivan.

Nuevos objetivos de la Unión Europea en el ámbito rural

La Unión Europea ha publicado un nuevo objetivo: «Conseguir unas zonas rurales más fuertes, conectadas, resilientes y prósperas antes de 2040». Para conseguirlo, lanzarán el «Pacto Rural» y el «Plan de Acción Rural de la UE», documentos donde plasmarán todas las medidas que se deben seguir para conseguir los objetivos establecidos.

El objetivo es, que las zonas rurales sean proveedoras de seguridad alimentaria, oportunidades económicas, bienes y servicios para la sociedad, productos locales de alta calidad y energías renovables, conservando un porcentaje justo del valor generado.

Esta transición verde exigirá el desarrollo de asociaciones en todas las diferentes actividades económicas de las zonas rurales, y la cooperación con empresas, autoridades y servicios de todos los sectores.

La agricultura, el eslabón más fuerte durante la pandemia

El sector primario, donde se encuentra la agricultura, la ganadería y la pesca, pese a la situación sufrida el pasado año a causa de la pandemia, fue el sector más fuerte en cuanto al comportamiento económico, con un crecimiento del 5,3% en el valor añadido del sector. Según el informe del Observatorio de Cajamar sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo.

En total, el valor añadido del sector agroalimentario (sector primario, industria y distribución) ascendió a 99.355 millones de euros, cifra que sitúa a España como la cuarta economía del sector agroalimentario de la Unión Europea. Destacando también en productividad, con un 38% por encima de la UE-27 y siendo más competitiva, con un 32% menos de costes laborales por unidad de producto.

Este informe aporta una información clave para poner en valor la evolución del sector y para adoptar decisiones sobre inversiones a realizar en un momento clave, como lo es ahora, con los fondos Next Generation EU que están próximos a venir.

¿Qué desafío nos deja esto?

Tenemos uno de los sectores más fuertes y subsistentes a la vez que esencial, y además la Unión Europea ha puesto los ojos en él para impulsarlo y valorarlo más. Ahora, ¿qué reto tenemos por delante? La despoblación.

Cada vez hay más municipios en España que terminan desapareciendo o en los que ya no hay natalidad, y es que, existe una migración masiva de las zonas rurales hacia las urbanas. Cada vez más se considera que en las zonas rurales «no hay futuro», cuando realmente, el sector primario es el futuro, pero sobre todo el presente, porque es el que nos aporta lo esencial para vivir: alimentos.

Por esto, debemos poner remedio a esta situación antes de que sea demasiado tarde, debemos aprovechar que nuestro país es rico en extensiones de tierra, además de ser uno de los pocos países que reúnen las condiciones de clima y de suelo necesarias para un correcto desarrollo de ciertos cultivos muy rentables, como el pistacho.

Invertir en pistacho para hacer frente a la despoblación

El creciente abandono de las zonas rurales en nuestro país es un hecho, esta despoblación provoca un incentivo a que dejen de existir servicios, comercios e infraestructuras en estas zonas, produciendo a la vez una congestión en las zonas urbanas.

Este despoblamiento, causado por la falta de inversión y recursos en las zonas rurales, provoca a su vez un aumento en las desigualdades entre la población rural y la urbana, lo que se traduce en una falta de acceso por parte de la población rural a los servicios sanitarios, educativos y otros bienes productivos esenciales.

Por suerte, el creciente desarrollo del cultivo del pistacho en los últimos años, está generando una esperanza para mantener arraigada a la población a las zonas rurales, ofreciendo empleo de calidad y estable en el tiempo, además de ser una de las inversiones agrícolas más rentables y estables en el medio y largo plazo, ya que es un cultivo rentable por sí mismo y no depende de ayudas como la PAC para subsistir en el tiempo.

Por lo que, no lo dudes y únete a esta gran oportunidad de frenar juntos este éxodo, aportando riqueza socioeconómica y medioambiental a nuestro país y dándole la importancia que merece a este sector, esencial e injustamente infravalorado.

¿Tienes aún alguna duda?
¡Reserva una llamada con nuestro técnico agrícola!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ir arriba