Botriosfera: una de las enfermedades del árbol de pistacho

La Botriosfera es el hongo qué produce esta enfermedad del pistacho se propaga por el aire y ataca a más de 50 especies de plantas, entre las que podemos destacar el almendro y el nogal.

En la actualidad la Botriosfera está considerada como la más importante en California llegando a causar pérdidas que oscilan entre un 40 y un 100%. El cultivar Kerman es muy susceptible a la Botriosfera. Su desarrollo se pone de manifiesto desde finales del mes de mayo hasta octubre, aumentando los daños antes de la recolección del fruto del pistacho.

Una vez iniciada la brotación, las demás no llegan a producir brotes o estos son anormales, es posible que el árbol ya haya contraído la enfermedad.  Las yemas de flor afectadas no llegan a desarrollarse y acaban secándose.

Árbol afectado de Botriosfera

Si se producen lluvias primaverales y las temperaturas superan los 10 grados centígrados se pueden llegar a producir infecciones importantes en yemas, brotes y axilas de las hojas.

Si la humedad se ve alternada con períodos secos, su incidencia puede llegar a ser mucho mayor, tal como sucede en plantaciones con riegos copiosos constantes.

Primeros síntomas de Botriosfera en el árbol de pistacho

En términos generales, los síntomas más claros son la marchitez de hojas y racimos que permanecen momificados en el árbol de un año para otro. Si la infección afecta a las hojas, estas comienzan su caída a partir de julio y, en infecciones graves, las hojas caen generalmente al final del verano produciendo un súbito debilitamiento del árbol. A mediados del verano se produce la infección de los frutos del pistacho con puntos de color negro que van aumentando su tamaño con el paso del tiempo.

Periodo crítico para el cultivo del pistacho

El desarrollo de la enfermedad se desarrolla desde mayo hasta octubre, aumentando los daños antes de la recolección. Si una vez iniciada la brotación, las yemas no llegan a producir brotes o éstos son anormales, es muy posible que el árbol haya sido infectado.

Pistacho afectado por hongos

Seguimiento y estimación de riesgo para el cultivo

  • Durante la época de parada vegetativa invernal se han de buscar lesiones causadas por el hongo en troncos y ramas (‘chancros’) y marcar aquellos árboles afectados.
  • Realizar 2 o 3 inspecciones a lo largo del periodo vegetativo para buscar posibles brotes afectados.

Medidas de prevención y/o culturales

  • No realizar la poda cuando se prevean condiciones meteorológicas adversas (lluvias o nieblas densas o persistentes). No podar después de lluvias y cuando se prevean precipitaciones en los 4 días siguientes a la poda.
  • En aquellas plantaciones con riego, un buen manejo del mismo es fundamental. La sustitución del riego por gravedad o aspersión por el goteo disminuye de forma importante el desarrollo de la enfermedad.
  • Eliminación de las ramas afectadas mediante una poda correcta (aproximadamente 5 cm más allá del frente de la lesión) que permita el máximo de aireación en de la copa, desinfectando debidamente las herramientas entre una planta y otra.
  • En los árboles afectados, cortar la parte enferma hasta llegar a la madera sana. Destruir mediante quema controlada los restos de madera y otros órganos infectados.

Medidas alternativas al control químico

Además de los medios señalados en este apartado, para minimizar el uso de medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Momento de intervención

La enfermedad causada por este hongo es realmente difícil de controlar, especialmente cuando no se interviene a tiempo y se la deja avanzar durante varios años. Es por ello importante actuar cuando se observan los primeros síntomas, fundamentalmente por medio de la poda, de aplicaciones de fungicidas y del manejo adecuado del riego.

Tratamientos Botriosfera

Ecológicos:

  • Poda selectiva de racimos ramas secas y quema de las mismas.
  • Acciones encaminadas a rebajar la humedad ambiental (poda, eliminación de malas hierbas).
  • Reducir o eliminar el riego, dependiendo de la gravedad de los daños.

Convencionales:

  • Azoxistrobin
  • Trifloxistrobin
  • Pirimetanil
  • Tebuconazol
  • Iprodiona

Época: Desde la plena floración hasta el verano (junio y julio los meses más adecuados para llevar a cabo los tratamientos).

Se podrán utilizar, en el caso de que existan, los productos fitosanitarios autorizados para este uso en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

En IberoPistacho tenemos el asesoramiento técnico necesario para los tratamientos adecuados a tu cultivo de pistacho. Si pensáis que vuestro cultivo de pistacho pudiera estar afectado por estos síntomas descritos, pasar a la acción, siguiendo estos pasos:

Tratamientos para los pistachos

Conclusiones

La Botriosfera como con cualquier hongo hay que combatirlo antes de que se manifieste, siendo a través de la prevención.
La prevención es barata y está asentada en la observación y anticipación, siendo las armas más importantes.
La utilización de fungicidas preventivos han de aportarse cuando las esporas aún no eclosionaron, estableciendo un calendario desde abril hasta julio, con intervalos de 3 semanas, 21 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ir arriba