La poda del pistachero en los primeros años

La poda del pistachero en los primeros años

Llegó febrero, el mes principal para la poda del pistachero. La poda del pistachero en los primeros años es una tarea primordial para la buena formación y desarrollo del árbol. Febrero, por sus características climáticas, es la época ideal. Hoy os damos las claves para que la poda sea todo un éxito. ¡¡Coge tus tijeras!! El Pistachero es una planta que mantiene las hojas más tiempo que otros leñosos de hoja caduca, dependiendo de las zonas climatológicas las hojas caerán antes o más tarde, en cualquier caso es en el mes de noviembre cuando la hoja empieza a caer del árbol.

Es cierto que desde el momento que cae la hoja, la poda se podría llevar a cabo, pero lo ideal es dejar que la planta hiberne con todas sus reservas hasta el mes de febrero, siendo el mes ideal para llevar a cabo citada poda.

Si hemos plantado en el otoño (siendo la época ideal), en el primer febrero que la planta ya está en el terreno, no se debería de hacer ningún tipo de poda, es decir, no es necesaria poda del pistachero ninguna.

La planta que vino del vivero en la época antes mencionada, se plantó con una altura media de unos 0,60 metros, estando asentada en un cepellón de 2 litros, estando compuesto este con turba del báltico de alta calidad.

Se ha de comentar que la planta irá acompañada en el momento de la plantación, de un tutor mínimo de 1,50 metros y de un tubo protector de doble capa microperforado de 0,70 metros como máximo.

El tutor estará introducido en el terreno unos 0,40/0,50 metros y el tubo protector unos 10 centímetros.

Una plantación bien hecha, será la base de un buen comienzo.

La poda del pistachero: el primer ciclo vegetativo

En este primer ciclo, dejaremos crecer a la planta en libre expansión, sin quitar nada de vegetación cuando la planta está, en actividad vegetal.

Mayor superficie foliar es igual a mayor capacidad fotosintética, “más motor” conllevando esto un crecimiento más sólido tanto radicular como foliar.

Se comete el error de cortar (podar en verde) en este primer ciclo, pensando que se avanza, y los hechos demuestran que se retrocede.

Llegado febrero, una vez haya pasado el primer ciclo vegetativo, hemos de cortar todas las ramas laterales (con tacos de unos tres milímetros, para que la cicatriz no invada el diámetro del conducto de savia) , dejando el brote central, debiendo de estar este bien lignificado, para ser el futuro tronco del Pistachero.

El citado tronco ha de tener una altura de 1,10 metros a 1,20 metros con un diámetro mínimo de unos 0,6 centímetros (dependiendo de la planta), estando sujeto al tutor que pusimos en el momento de la plantación.

La poda en el segundo ciclo vegetativo

En este segundo ciclo, dejaremos crecer a la planta en libre expansión hasta el mes de mayo, será entonces cuando tengamos que hacer una poda en verde de abajo hacia arriba, llegando con los cortes a los 0,80 metros como máximo.

Con este acto, dejaremos la vegetación de los 0,80 metros a los 1,10/1,20 metros, siendo esta vegetación la que haga desarrollar a la planta en este segundo ciclo.

En apariencia veremos un pequeño Pistachero con una copa ya formada.

Llegado febrero, una vez haya pasado el segundo ciclo vegetativo, la poda del pistachero consistirá en cortar las ramas laterales que están en copa, salvo tres que hayamos elegido antes (con tacos de unos tres milímetros, para que la cicatriz no invada el diámetro del conducto de savia), estas tres que hemos dejado, es decir, que hemos elegido, serán los tres futuros brazos del Pistachero, estando repartidos diametralmente y partiendo del mismo punto en altura, considerándose una formación en vaso.

La formación en vaso tiene unas ventajas:

1ª Tenemos una homogeneidad en el reparto de energía (savia) entre brazos, no entrando en desequilibrios.

2ª Aprovechamos la energía al máximo, no produciendo perdidas de carga con el bombeo de savia a lugares más altos, conllevando esto, más producción y menos envejecimiento.

3ª Es un sistema de poda que culturalmente está introducido, lo cual, podremos encontrar podadores que saben cómo hacer la poda, por tener experiencias en otros leñosos como almendros, manzanos, melocotoneros, etc.

El tercer ciclo vegetativo

En este tercer ciclo, partimos con tres brazos formados, estando repartidos diametralmente hablando y con una vegetación que estará repartida en brotes que darán los brazos citados.

A partir de aquí, no todos los años se podará, pero el Pistachero ya tiene el arquetipo básico formado.

El año que toque podar, se ha de encontrar el equilibrio entre las yemas de madera o vegetativas y las yemas de flor o fruto.

Dependiendo de los recursos existentes (agua y nutrientes) y dependiendo de la edad del Pistachero, así se ha de hacer la poda cada año.

Marco de plantación y mecanización

El marco de plantación condiciona la poda del pistachero, como es obvio.

Si tenemos un marco de 7 por 5 metros, tendremos que hacer una poda donde dirijamos la vegetación hacía la línea creada por plantas que están separadas por los 5 metros, unas de las otras, esto hará que el espacio de calle, es decir, los 7 metros, esté lo más libre posible para tratamientos, recolección, aireación, insolación, etc.

La importancia del podado

Lo ideal para la poda del pistachero es que los podadores sean los mismos, año tras año, siendo esto positivo por el hecho de que cada poda de cada año tendrá un sentido, por las podas hechas en el pasado y pensando en el futuro del Pistachero.

Los podadores deben tener siempre presente el efecto de la vecería, siendo la poda un instrumento que nos hará minimizar el impacto de esta.

Conclusiones

La poda en los primeros 4 años es de vital importancia, ya que lo que hagamos mal o bien nos llevará a unas manifestaciones en la planta en el resto de su vida.
Cada año de los 4 será diferente, asentando una forma de poda ya establecida desde el año 1, ahora bien, desde el año 5 la poda será muy parecida, año tras año.
Cada variedad tendrá singularidades, que el podador ha de tener en cuenta, así como el estado de regadío o secano, que como es lógico influirán.
En definitiva, la poda es el control de la planta por el Ser Humano, con el objetivo de alcanzar el equilibrio entre la rentabilidad y el bienestar de la planta.

4 comentarios en “La poda del pistachero en los primeros años”

  1. Pingback: Las 9 variedades de pistacho más populares - iberopistacho

  2. Pingback: El árbol del pistacho y la sequía - iberopistacho

  3. Pingback: Las yemas del pistacho - iberopistacho

  4. Pingback: Árbol pistacho - iberopistacho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ir arriba