Cultivo del pistacho

Aquí puedes conocer todo sobre el cultivo del pistacho. Desde la plantación, el mantenimiento de la explotación y la recolección del pistacho.

cultivo del pistacho

Es un hecho que el cultivo del pistacho en España está en plena expansión. Cada vez son más las hectáreas plantadas, siendo Castilla La-Mancha la mayor comunidad autónoma con plantación de pistachos. 

Pero, ¿qué hace que esta comunidad sea la más plantada? ¿Qué necesito para plantar pistachos? ¿Qué cuidados necesita para dar su máxima producción?

Sigue leyendo y conoce todos estos aspectos sobre este cultivo.

En este artículo aprenderás:

¿Dónde se puede cultivar pistachos?

El cultivo del pistacho requiere de unas condiciones de suelo y clima que no son fáciles de encontrar en el mundo. Si no cumplimos con estas condiciones, mayor será la probabilidad de que nuestra plantación fracase.

Por eso los países que cumplen estas condiciones y tienen la mayor producción de pistachos son Irán y Estados Unidos. Y aunque en España el cultivo del pistacho todavía no está muy desarrollado, por sus condiciones climáticas, tiene potencial para unirse a estos países en estar a la cabeza en la producción del pistacho. 

Clima adecuado para el cultivo del pistacho

El clima es uno de los factores que determinan si este cultivo puede ser viable a largo plazo. De forma general, el pistachero necesita largos y calurosos veranos e inviernos muy fríos. Pero, aunque esta planta sea muy resistente a la temperaturas extremas, es muy sensible a la humedad y las lluvias durante la primavera.

Si quieres saber más sobre el tipo de clima que necesita el pistacho, te recomendamos que leas este artículo. En él te contamos todos los factores que determinan si el clima de una zona hace viable el cultivo del pistacho. 

Tipos de suelo aptos para el pistachero

Otro de los factores que hará viable una zona para cultivar pistachos es el tipo de suelo. Una vez que sabemos que nuestra zona tiene buenas condiciones climáticas, habrá que analizar nuestro suelo. 

El árbol del pistacho tiene su origen en zonas desérticas y secas, por eso prefiere suelos francos o franco-arenosos y bien drenados.

Si plantamos pistacheros en otros tipos de suelo más arcillosos, corremos el riesgo de que encharque con el riego o la lluvia. Esto haría que la raíz se dañara y debilitara, y en el peor de los casos la planta acabaría muriendo por asfixia.  

Antes de plantar es conveniente hacer un análisis para asegurarnos que nuestro suelo es viable para el cultivo del pistacho.

Zonas aptas para el cultivo del pistacho en España

Según el tipo de clima y suelo podemos encontrar muchas zonas en España que son aptas para el cultivo del pistacho. Por eso nuestro país tiene muchas posibilidades de convertirse en uno de los grandes productores de pistacho del mundo. 

Como te hemos contado antes, debemos tener en cuenta las horas de calor y frío al año, la cantidad de precipitaciones y el tipo de suelo. 

Con estos datos, las comunidades de España más viables para plantar pistachos son Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura y Comunidad de Madrid.

Pero también podemos encontrar zonas adecuadas para el cultivo del pistacho en el resto de la Península Ibérica. Siempre y cuando estén alejadas de la costa para evitar la humedad.  

Cuidados del cultivo del pistacho

Para obtener una buena cosecha y rentabilidad del cultivo del pistacho, no basta sólo con tener la plantación en una zona con condiciones óptimas. El pistachero es un árbol muy resistente, pero requiere de una serie de cuidados y consideraciones para aprovechar al máximo su producción y alargar su vida útil. 

Vamos a ver que hay que tener en cuenta para cuidar nuestros cultivos de pistachos.

La poda del pistachero

Una de las claves para que el árbol del pistacho crezca fuerte es la poda. Si hacemos una poda correcta en los primeros años conseguiremos aumentar su productividad y por tanto su rentabilidad. 

El momento más aconsejable para hacer la poda del pistachero comienza a principios de febrero y continúa hasta mediados de marzo. En este tiempo es cuando la planta entra en hibernación y le evitaríamos estresar la planta, cuidando así su salud. 

Encontramos varios tipos de poda según la etapa de vida del pistachero:

  • La poda de formación: la realizamos en los primeros 6 años de vida cuando el pistachero aún no ha dado frutos. El objetivo es dar forma al árbol para guiarlo en su crecimiento y prepararlo para que sea lo más productivo posible. 
  • La poda de producción: se realiza una vez al año cuando ya el árbol está el producción con el objetivo de hacerle una limpieza general y airear la planta. 
  • La poda de rejuvenecimiento: es la poda que hacemos cuando el pistachero entra en la última etapa de vida, a partir de los 40 ó 50 años. El objetivo de esta poda es regenerar el árbol para que no pierda su fuerza debido a la edad.  

Si quieres saber cómo podar tus pistacheros, te dejamos este artículo sobre la poda en los primeros años. 

También te recomendamos nuestro curso de poda en el siguiente vídeo:

Riego del pistacho

Aunque el pistachero sea una planta de secano, conviene regarla para aumentar su capacidad productiva. La cantidad de agua que esta planta necesita aumentará con su crecimiento. 

Cuando el árbol es joven necesita riegos cortos con poca agua pero muy seguidos, cada 3 ó 4 días aproximadamente. Una vez que el pistachero crece y llega a los 10 años de vida pasa al contrario, abundante riego pero cada 7 ó 10 días. En cuanto a la proporción, a partir de 250 litros por metro cuadrado al año sería la cantidad de agua necesaria para favorecer el desarrollo del pistachero.  

Eso sí, estos intervalos de tiempo pueden cambiar así como la cantidad de agua, dependiendo del tipo de suelo y de su capacidad de absorción. 

El período de riego del pistacho comienza en abril y termina en septiembre, especialmente los meses de julio y agosto al ser los más calurosos del año. 

Es importante tener previsto un calendario de riego para que el pistacho se desarrolle adecuadamente. 

Las enfermedades y plagas del pistacho

Existen numerosas plagas y enfermedades que pueden afectar al cultivo del pistacho. Debe prestarse especial atención a ellas, ya que pueden causar graves daños en nuestra plantación con la consecuente pérdida de dinero que supone. 

Las causas de su aparición suelen ser diversas: desde las condiciones medioambientales de la zona como el mantenimiento que se le esté dando al cultivo. 

Entre las enfermedades y plagas que pueden afectar al pistacho nos encontramos: 

  • La Clytra 
  • La Botriosfera
  • Verticillium
  • La Alternaria
  • La Gomosis
  • Septoria

La fertilización y abonado del pistacho

A pesar de que el pistachero es una planta con mucha resistencia para sobrevivir a condiciones adversas, necesita ser abonada. Especialmente en los suelos donde el nivel de fertilidad es bajo.

El abonado se realiza una vez al año después de haber realizado la plantación. Pero antes debemos hacer un análisis de suelo y planta. 

Los planes de abonado cambiarán según si tenemos una plantación joven o adulta. También dependerá si tenemos un cultivo de pistacho ecológico o convencional. 

Cultivando conocimiento

Nuestra meta es compartir contigo todos los conocimientos sobre el pistacho que hemos ido adquiriendo todos estos años. 

Por eso, si quieres saber más sobre el cultivo del pistacho, abajo te dejamos muchos más artículos relacionados para que conozca todos los aspectos sobre esta planta.

Suscríbete a nuestro boletín para seguir recibiendo más información sobre el pistacho y no perderte nada. 

Comparte conocimiento:

No te pierdas ningún contenido

Recibe en tu correo electrónico todas las novedades relacionadas con el pistacho y aprende más sobre este cultivo.

Ir arriba