¿Cómo iniciar una plantación de pistachos?

¿Cómo iniciar una plantación de pistachos?

Antes de indicar cuales serían los pasos para iniciar una plantación de pistachos, daremos las razones por las que se está impulsando este cultivo en la Península Ibérica.

Razones para impulsar el cultivo de pistacho

Mejora del medio ambiente (erosión, sumidero natural de carbono, restablecimiento del equilibrio hídrico entre suelo y atmósfera, etc.).

Ayudar en la solución del despoblamiento rural, desarrollo económico y social en las áreas de cultivo, especialmente importante en las empobrecidas o abandonadas.

Resistencia a la sequía, muy superior al resto de frutales. El pistachero, el árbol de pistacho, es una especie que se caracteriza por su rusticidad. Vegetando incluso con pluviometrías anuales comprendidas entre 50 y 163 litros x m2.

No necesita de ayudas como la PAC para ser rentable. El Brexit provocará ajustes en el presupuesto que reducirán las ayudas a la PAC y al desarrollo rural.

Requerimientos en sus cuidados (agua, abonos, tratamientos fitosanitarios, etc.) inferiores a otros cultivos tradicionales.

Crecimiento exponencial de su cultivo. Ningún cultivo en la Península ha tenido la progresión meteórica del pistacho. En la Encuesta de Superficie y Rendimientos de Cultivos (Esyrce) del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación no figuraba en 2008 ni una sola hectárea de este cultivo. Diez años después son 25.000 hectáreas las que están plantadas de pistacho en la Península Ibérica.

Plantación de pistachos

El cultivo del pistacho es alternativo a otros tradicionales

Durante la última década la expansión de los pistacheros ha sido constante hasta que hace tres años, los crecimientos fueron ya exponenciales. En 2016 creció la superficie un 66,8 por ciento, un año después un 49,1 y el pasado ejercicio, con 9.116 hectáreas más, el aumento ha sido de un 57,2 por ciento.

Iniciar una plantación de pistachos como cultivo alternativo a otros tradicionales y menos rentables es una opción que en Castilla La Mancha acapara el 82 por ciento de la superficie nacional. España puede aprovechar como ningún otro país europeo e incluso de todo el mundo las buenas condiciones climatológicas para consolidarse como un referente.

Iniciar una plantación de pistachos (preparación del terreno)

En el terreno donde vayan a ponerse los árboles, uno o dos meses antes de la plantación, daremos un pase cruzado de “topo” o “subsolado” con el fin de romper la posible resistencia del suelo al posterior despliegue radicular.

Unos días antes de la plantación podemos realizar el “marqueo” dando un pase de vertedera sobre la línea donde se colocarán los árboles. No obstante, y como norma general, el más apropiado sería 7 x 6 m tanto si se trata de una plantación en secano como en regadío.

Preparación del terreno para la plantación

Entutorado del árbol de pistacho

Se señalan con los tutores los lugares donde se va a iniciar la plantación de pistachos. También si se va a realizar riego de goteo, se puede al mismo tiempo colocar todos los goteros para que estén preparados en el momento de la plantación.

El entutorado se debe realizar precisamente para facilitar y dirigir lo que sería la guía nacida de la yema injertada. Debemos elegir un tutor fuerte, resistente a la doblez.

Para ello existen diferentes alternativas en el Mercado, pero el que mejor resultado está dando es el hierro. La altura puede ser de unos 2 metros, teniendo en cuenta que hay que clavarlo en el suelo unos 30 centímetros.

Cubrir la planta en sus primeros años con un tubo microperforado que deje pasar el aire al mismo tiempo que se realiza un atado en forma de ∞ de material elástico, no dañaría la delicada guía.

Tutores y reparto de mangueras para riego por goteo

Inicio de la plantación de pistachos

En el momento de la plantación sólo tenemos que ir quitando las señales para, posteriormente, dar un “golpe” de azada, extraer la planta injertada de pistacho y colocarlo en el pequeño hoyo. La profundidad de la colocación de la planta debe ser, aproximadamente la misma que trae el árbol en el recipiente.

Posteriormente se tapa y se da un riego para asentar la tierra que rodea el “cepellón”. Si no se dispone de infraestructura de riego se tendría que regar con una cuba cisterna.

No será necesario el abonado hasta más adelante, es decir, hasta que los árboles adquieran una edad de entre 5 o 7 años, momento en el que se podría incorporar estiércol a razón de unos 20.000 Kilogramos por hectárea dependiendo, en todo caso, de lo que indiquen los análisis foliares.

Estos análisis foliares se realizarían durante el mes de agosto procurando recoger una muestra representativa de la plantación. Los resultados de los mismos se contrastarían con valores considerados como normales y se tomaría la decisión de abonar si los datos quedaran por debajo de éstos.

Plantar pistachos en verde

Cuidados de la planta de pistacho

Una vez realizada la plantación debemos procurar cuidar al máximo esa planta durante todo el siguiente periodo de crecimiento. Para ello se regarán cada 10 días durante los meses de verano y en las primaveras poco lluviosas y evitando la excesiva proliferación de malas hierbas, procurando que el terreno permanezca constantemente húmedo, al menos a partir de los cinco o diez primeros centímetros del suelo.

Si pensamos en obtener un producto sano con calidad ecológica debemos realizar una escarda a base de varios pases (4 o 5) de cultivador entre calles y emplear una desbrozadora o azada en las zonas más cercanas al tronco de los portainjertos.

RESUMEN DE LOS CUIDADOS DE LA PLANTACIÓN DE PISTACHOS

  • Eliminación de malas hierbas (buenas prácticas de laboreo).
  • Riegos de apoyo en plantaciones de secano durante el verano, hasta que se produzca un buen agarre de la planta de pistacho, siendo muy importantes realizarlos en aquellos años con primaveras poco lluviosas.
  • Eliminación de retallos (a 20-40 cm del suelo, dependiendo del vigor del portainjerto), al inicio de la primavera.

Eliminación de retallos

Abonado de la plantación de pistachos

A pesar de su rusticidad, el pistachero responde bien a la aplicación de ciertas dosis de abonado, sobre todo, en aquellos casos en los que el nivel de fertilidad de los suelos es bajo.

Previamente a la plantación se puede realizar un abonado de fondo. Pensando en la obtención de un producto ecológico, lo aconsejable es incorporar entre diez y quince toneladas por hectárea de abono orgánico (estiércol) y olvidarnos de la fertilización mineral. Con este tipo de abonado de sementera recuperaríamos la fertilidad del suelo para varios años, mejoraríamos sus propiedades físicas, favoreceríamos la actividad biológica del mismo y no contaminaríamos el agua del subsuelo.

El agricultor interesado en aumentar el rendimiento de su plantación debe incorporar, con el riego o con aplicación foliar en secano, abonos líquidos admitidos por la actual legislación como adecuados. Convendría realizar una analítica del suelo para ser comparada posteriormente con un análisis foliar anual. Para este último análisis, sería aconsejable recoger las hojas durante el mes de julio.

Mantenimiento de la plantación de pistachos

Se basa en combatir las diferentes plagas o enfermedades que vayan apareciendo en función de que la plantación sea ecológica o convencional. Normalmente los insectos caracterizados por devorar tallos y hojas se pueden tratar ecológicamente a base de piretrinas y los chupadores, como chinches o pulgones, con repelentes de origen natural.

Por otra parte, si el cultivo que llevamos a cabo queremos que esté en armonía con el medio ambiente, la eliminación de malas hierbas la realizaremos con una desbrozadora mecánica alrededor de la zona que rodea al árbol y en el resto de calles dando varios pases al año, con un cultivador de brazos múltiples.

Laboreo de la plantación de pistacho

Cuidados de la guía

En sólo un año de desarrollo, la guía habrá adquirido la altura necesaria para iniciar la poda de formación. Hasta ese momento se deben eliminar todas las ramas laterales que broten de la misma incluidos los “renuevos o “retallos” que salgan del pie. En definitiva, durante el primer verano de crecimiento se dejará crecer la guía, eliminando tan sólo los “bajeros” aunque se nos pase la altura a la que queremos pinzar y esperar al invierno siguiente a cortar esa guía.

Poda de formación en el árbol de pistacho (Ref. El Chaparrillo)

MACHOS: Se pinzará la guía cuando llegue a los 2 – 2,5 metros aproximadamente y sólo se dejarán las yemas de los primeros 30 o 40 centímetros. Por debajo de esa altura debemos eliminar todas las yemas.

HEMBRAS: Se pinzará la guía cuando llegue al 1,80 m de altura y se irán eliminando las primeras yemas en los primeros 10 centímetros del árbol, es decir desde el 1,70 a los 1,80 metros de altura. También se deben eliminar todas las yemas desde el suelo hasta el metro y veinte centímetros, mejor al inicio de la primavera coincidiendo con la brotación de las yemas.

Por lo tanto, sólo debemos dejar las yemas entre el 1,20 y el 1,70. En esos cincuenta centímetros debemos elegir las tres yemas que den lugar a las tres ramas. Debemos hacerlo teniendo en cuenta que las ramas deben salir lo más separadas entre ellas y formando, entre sí, un ángulo de unos 120 º, esto es, la circunferencia dividida en tres partes iguales. En el invierno siguiente obtendremos las ramas procedentes de las yemas que hemos dejado en el árbol y elegiremos las tres ramas que conformarán la estructura principal del árbol.

La poda de formación en los primeros años del pistacho

Riego al iniciar una plantación de pistachos

Aunque este cultivo se ha seleccionado como alternativa de secano, la respuesta al riego es muy buena lo que hace que sea aconsejable en el caso de que se disponga de agua suficiente (al menos unos 1000 m3/ha. y año). Las necesidades de agua del árbol irán incrementándose con el crecimiento de éste. En los primeros años de plantación es conveniente dar riegos cortos (30-40 litros/planta) pero muy seguidos (aproximadamente cada 3-4 días) para favorecer el crecimiento.

Conclusiones

Todo camino que se ha de emprender, se ha de conocer el destino y el trayecto, como es lógico.
Desde IberoPistacho marcamos la hoja de ruta, primero con el proceso de los 3 pasos y luego con el ADD.
1. Proceso de los 3 pasos:
Introducción (empresa, experiencias, etc.)
Diseño de explotación (clima, suelo, marco de plantación y variedades)
Estudio de viabilidad (costes de inversión, costes de mantenimiento, amortización y beneficios)
2. ADD:
Antes, trabajos antes de la plantación
Durante, trabajos durante la plantación
Después, trabajos después de la plantación
“El éxito de nuestros clientes/proveedores es nuestro éxito”

1 comentario en “¿Cómo iniciar una plantación de pistachos?”

  1. Pingback: ¿Cómo iniciar una plantación de pistachos? - iberopistacho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ir arriba