Financiación y rentabilidad del pistacho

Iniciar una explotación de pistacheros

Para iniciar cualquier idea de negocio la principal barrera de entrada que encontramos es localizar de dónde obtenemos el desembolso inicial necesario para poder llevar a cabo nuestra inversión deseada.

La forma ideal de iniciar nuestro negocio es poder hacerlo con financiación propia, es decir con los ahorros que tengamos, pero también sabemos que no siempre disponemos de la cantidad necesaria para poder arrancar el negocio, y por ello buscamos las diferentes formas de financiación existentes. En esta entrada del blog queremos hablaros de las formas de financiación que hay y de la rentabilidad de las explotaciones de pistacho, algo muy a tener en cuenta antes de sumergirnos en esta inversión.

Iniciar una explotación de pistacheros incurre en una inversión inicial que puede ser fuerte, pero teniendo en cuenta que la recuperación, una vez que la explotación entra en producción, es rápida, debemos considerar este cultivo como una inversión a medio-largo plazo. 

Formas de financiación

Entre las formas de financiación, existen ayudas y subvenciones para pequeñas empresas o autónomos con las que podemos conseguir fondos para iniciar nuestra explotación de pistachos, y por otro lado, está la forma de financiación más conocida, como son los préstamos.

La mayoría de las entidades financieras ofrecen unas condiciones especiales, diseñadas a medida para la financiación de explotaciones de cultivos leñosos, dentro del que se encuentra el cultivo del pistacho. Estas condiciones que ofrecen los bancos son las siguientes:

  • Posibilidad de financiar hasta el 100% de la inversión
  • Plazo de devolución de entre 8 y 15 años
  • Número de cuotas anuales a convenir
  • Tipo de interés fijo, variable o mixto
  • Período de carencia de hasta 3 y 4 años

Con estas condiciones generales y teniendo en cuenta que cada entidad financiera exigirá unos requisitos u otros, es un tipo de financiación que facilita mucho la decisión de sumergirnos en la inversión de un cultivo tan rentable como lo es el pistacho.

¿Qué es el período de carencia?

La carencia es un período de tiempo durante el cual quedamos parcial o totalmente libres del pago de los costes derivados del préstamo. Existen dos tipos de carencia:

  • Carencia de amortización: Durante este período de carencia, no se amortiza el capital y sólo se paga la cantidad que corresponde a intereses generados.
  • Carencia total: En este caso, no se paga ni el capital ni los intereses, durante el tiempo estipulado.

Es una opción muy interesante en este tipo de cultivos, teniendo en cuenta que el pistacho entra en producción a partir del quinto año, facilitándonos así el disponer del dinero de la inversión inicial y cubrir los costes necesarios de los primeros años, hasta que obtengamos beneficios derivados de nuestra propia explotación que nos permitan cubrir los costes del préstamo contratado.

¿Es rentable pedir un préstamo?

Es cierto que cuando hablamos de préstamos lo primero que tenemos en cuenta son los tipos de interés que tienen, pero estamos en una época en la que esto también está a nuestro favor. El tipo de interés del que dependen principalmente los préstamos, es el Euribor y, actualmente, esta tasa de interés está por debajo del 0% (tal y como se muestra en la gráfica de abajo), esto quiere decir que la cantidad de intereses que tendremos que devolver es mínima, facilitándonos así el disponer de la cantidad que necesitamos a cambio de devolver poco más de lo que solicitamos.

Una vez desembolsada la inversión inicial, el coste de mantenimiento de la plantación es bajo, ya que el cultivo del pistacho está mayoritariamente mecanizado y se necesita poca mano de obra, y una vez que la explotación entra en producción, los costes son fácilmente asumibles con la rentabilidad que obtenemos de nuestra producción.

Es decir que, teniendo en cuenta la rentabilidad que obtendremos en el medio-largo plazo con el cultivo de pistacheros, debemos valorar el asumir el coste de los intereses derivados de un préstamo a cambio de los beneficios que obtendremos en el futuro.

Evolución de la tasa del Euribor en los últimos años. Fuente: www.euribor-rates.eu

¿Qué rentabilidad me ofrece esta inversión?

Para hablar de la rentabilidad del cultivo del pistacho hay que tener en cuenta que ésta depende fundamentalmente de tres variables, por un lado, si la explotación es de regadío o secano, y si es de tipo convencional o ecológico, y por otro lado, la garantía de realizar correctamente todas las labores y cuidados que necesita la explotación. Aunque también influye en cierta medida el marco de plantación y la variedad de pistacho que cultivemos. 

Cabe decir que todas las opciones son rentables, pero es cierto que obtendremos más beneficios si, por ejemplo, nuestra explotación es de regadío frente a si es de secano. En cuanto a beneficios brutos, hablamos de en torno a los 13.000€ por hectárea de regadío, y unos 7.500€ por hectárea de secano.

Ahora, teniendo en cuenta estas variables, os planteamos un ejemplo numérico para conocer algo más sobre la rentabilidad que se puede obtener. Vamos a suponer una explotación de 10 hectáreas, de tipo ecológico, a un marco de plantación de 6×4, con un regadío de 2.000 m3 y con la variedad de Kerman (UCB1).

Con estas condiciones, necesitaríamos un desembolso inicial de aproximadamente 500.000€, nuestra explotación empezaría a dar beneficios a partir del sexto año y el período de recuperación de la inversión inicial es de 10 años y 3 mesesAdemás, obtendríamos una rentabilidad del 10,34% y un valor actual neto de más de 1.000.000€.

Los valores de este ejemplo están calculados a 20 años, aunque hay que tener en cuenta que el pistachero es un árbol con una longevidad de más de 100 años, por lo que también debemos considerarlo como una inversión que podremos dejar a nuestros hijos en el futuro.

¿Y si quiero invertir pero no preocuparme de la explotación?

Uno de los aspectos que hemos comentado que es de los más importantes para garantizar la rentabilidad de nuestra explotación, es asegurarnos que realizamos de forma adecuada y meticulosa todas las labores y cuidados que necesita.

Aunque el árbol del pistacho no empieza a dar su fruto hasta el quinto año, no implica que solo debamos de preocuparnos de su plantación y esperar hasta ese año, sino que la producción que llegaremos a obtener dependerá del trato y cuidado que le hemos dado durante sus primeros años de vida, por eso debemos asegurarnos que realizamos una correcta gestión de nuestra explotación durante estos años.

En este punto, desde IberoPistacho podemos ofrecer el servicio de realizar una gestión integral de tu explotación, ocupándonos en todo momento de todas las labores y cuidados que necesita la explotación. El único requisito para poder encargarnos de tu explotación es que cuente con una extensión mínima de 50 hectáreas.

Al igual que en el apartado anterior, os planteamos un ejemplo para poder comparar las rentabilidades que se obtienen en ambos casos, con una gestión propia de la explotación, y contratando una gestión integral de ella. La explotación tendrá las mismas características que el ejemplo anterior, excepto que cuenta con una extensión de 50 hectáreas. Con estos datos se obtienen las siguientes cantidades:

Estos resultados se traducen en que, el coste derivado del servicio de gestión integral, implica sacrificar muy poco porcentaje de rentabilidad y apenas unos meses del período de recuperación a cambio de asegurar una correcta gestión de nuestra explotación llevada a cabo por profesionales del sector. Pudiendo así despreocuparnos y contar con la confianza y seguridad de que nuestra explotación está en buenas manos y tenerlo como una forma de ingreso pasivo que además no nos quita tiempo.

Conclusiones

Existen varias formas de financiación para iniciar una explotación de pistachos que debemos valorar si no disponemos de recursos propios para poder llevar a cabo la inversión, ya que obtendremos una buena rentabilidad en el medio-largo plazo. Por otro lado, no debe preocuparnos el no saber llevar el mantenimiento de nuestra explotación, ya que podemos contratar este servicio garantizando su correcto desarrollo y gestión por profesionales por prácticamente el mismo coste.

Entonces, ¿te animas a invertir en un cultivo rentable?

Échale un vistazo a nuestra página web donde te explicamos paso a paso todo lo que tienes que hacer para empezar en este maravilloso mundo del pistacho.

¡Y no te olvides de reservar ahora tu planta para plantar en otoño!

2 comentarios en “Financiación y rentabilidad del pistacho”

  1. Estimado Iberopistacho,
    partiendo del hecho que soy propietario de una plantación de pistachos de 10 Ha en Extremadura y de regadío, el artículo me parece muy interesante y puede que haya gente que se lance a invertir en este tipo de cultivo que tiene mucho futuro.
    Sólo un pero, y es esa tabla Excel que habéis puesto en la que, para una plantación grande de 50 Ha, presentáis unas cifras con una precisión hasta el céntimo de Euro!!!
    Perdonad que lo diga pero me parece un poco atrevido y sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de imponderables que tiene el campo!!!
    Sin ir más lejos este año, el precio del pistacho en crudo ha caído casi hasta la mitad!!!
    Por lo demás, muy didáctico el artículo para los que quieran invertir en estos activos tangibles!!!

    1. Buenos días, Gonzalo.
      Lo primero, agradecer tu comentario en el artículo, ¡qué bien que te haya resultado didáctico!
      Enhorabuena también por tu explotación, como sabes, te ofrecemos nuestra ayuda para lo que puedas necesitar.

      Respecto al tema de la precisión en los cálculos, es cierto que nunca se puede preveer todo al céntimo, sin embargo, hacemos los cálculos con unos márgenes de imprevistos que la experiencia en miles de hectáreas nos facilita, intentando que sean realistas y ajustados.
      En última campaña los precios cayeron, sin embargo desde IberoPistacho consideramos que ha ido algo coyuntural ¡esperemos que este año las comercializadoas hayan hecho mejor sus deberes! Aun así, los precios de venta que estimamos, son menores a las medias de los últimos años, pues nos gusta ser conservadores en ese aspecto.

      Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Ir arriba